Vietnam repatría de Birmania a 338 nacionales, en su mayoría trabajadores esclavos

Compartir
Compartir articulo

Ho Chi Minh (Vietnam), 5 dic (EFE).- El Gobierno de Vietnam informó este martes de que ha repatriado a 338 vietnamitas que estaban atrapados en zonas conflictivas en Birmania (Myanmar), la mayoría de ellos retenidos contra su voluntad en centros de ciberestafas.

El Ministerio de Exteriores indicó hoy en una nota que los 338 vietnamitas repatriados el lunes forman parte de un grupo de 800 ciudadanos de este país atrapados en Birmania, que en las últimas semanas ha vivido un recrudecimiento de los combates entre las fuerzas de guerrillas étnicas rebeldes y la junta militar en el poder.

El Ministerio, que cubre todos los gastos de su repatriación, señaló que "la mayoría de ellos" -aunque no dio cifras exactas- "son personas en edad de trabajar que han sido engañadas para trabajar en casinos ilegales en Birmania".

El caos en que se sumió Birmania tras el golpe de Estado militar de 2021 ha contribuido a que el país se convierta en el principal centro de operaciones de las mafias chinas que realizan ciberestafas con trabajadores esclavos de todo el Sudeste Asiático.

Según un reciente informe de Naciones unidas, al menos 120.000 personas están retenidas en centros de Birmania donde se les obliga a realizar estafas en internet, mientras que en Camboya, el otro epicentro de estos crímenes, se estima que rondan las 100.000 personas.

De acuerdo a la organización Blue Dragon, en algunos casos las mafias obligan a los trabajadores a vender sus órganos si no consiguen suficientes ganancias con las estafas.

El estallido de los combates en varias zonas de Birmania y la pérdida de control de la junta militar de 19 ciudades desde finales de octubre ha facilitado en las últimas semanas la huida de cientos de trabajadores de varios países del Sudeste Asiático.

La opacidad de estos negocios, operados por mafias chinas, dificulta conocer los números totales, pero se calcula que cientos de miles de personas del Sudeste Asiático son engañadas o directamente secuestradas para trabajar en estos centros y realizar estafas cibernéticas, un negocio que genera miles de millones de dólares. EFE

esj/raa/ah