Jesse Darling gana el premio Turner por exposiciones inspiradas en el Brexit y la pandemia

Compartir
Compartir articulo

Londres, 5 dic (EFE).- El artista inglés Jesse Darling recibió este martes el premio Turner, el más prestigioso del arte contemporáneo en el Reino Unido, por sus exposiciones en solitario 'No Medals No Ribbons' en el centro Modern Art Oxford y 'Enclosures' en el Centro de Arte de Camden, inspiradas por el Brexit y la pandemia.

Darling, artista de 41 años que reparte su tiempo entre Londres y Berlín, recibió el galardón en un evento celebrado hoy en el Winter Garden de la localidad de Eastbourne, en el condado inglés de East Sussex.

El premio de este año está dotado con 25.000 libras (29.167 euros) y le fue entregado por el rapero británico Tinie Tempah.

El artista, nacido en Oxford, es conocido por su trabajo con materiales no convencionales como barreras soldadas, cinta aislante o ficheros de oficinas.

Darling ha indicado que su trabajo se inspiró en "los efectos de muchos años de austeridad, en el Brexit, la pandemia" y en el "entorno hostil" derivado de la política de inmigración de este país.

El artista emplea en sus obras objetos que son baratos y fáciles de hallar, pero que considera que guardan significado para los espectadores.

Al recibir el reconocimiento, el ganador culpó a la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher (1979-1990) por el hecho de que la clase trabajadora británica "no abrace el arte".

"Cuando era niño, Margaret Thatcher sacó el arte de los colegios porque pensaba que aún no era económicamente productivo", dijo Darling como parte de su discurso de aceptación del Turner.

El artista lamentó que los 'tories' lograran "convencer" a la clase trabajadora británica de que "los estudios, la autoexpresión y lo que se describe generalmente como cultura es solo para un tipo particular de persona de un entorno socioeconómico particular".

"Y solo quiero decir -agregó- que no compren esto, estoy hablando con el público, estoy hablando con los británicos, el arte es para todo el mundo", remarcó.

El director de la Tate Britain, Alex Farquharson, presidente del jurado, tildó de "osada" y "atractiva" la obra de Darling y señaló que contiene un sentido de "trastorno delirante".

La obra ganadora es también, en parte, un reflejo del "estado de la nación", comentó.

"Es un elemento, es una capa de ello. No creo que sea la historia completa. Hay algún sentido, desde su punto de vista, de que estos son tiempos de crisis", agregó Farquharson.

Darling ha explicado que, con su obra, refleja el entorno hostil que se vive en el Reino Unido con la inmigración, lo que plasma al convertir las entradas de la exposición en controles fronterizos con alambre.

El artista ha dicho anteriormente que las ciudades británicas reflejan lo que está ocurriendo en el Reino Unido ahora.

Los otros nominados que aspiraba al Turner eran los artistas Ghislaine Leung, Rory Pilgriim y Barbara Walker. EFE

prc/er/jl