Federico y Mary de Dinamarca pasan página y derrochan felicidad en sus imágenes más familiares tras el huracán Genoveva

Compartir
Compartir articulo
infobae

Se cumple un mes de la publicación de las imágenes de Genoveva Casanova y el Príncipe Federico de Dinamarca juntos en Madrid. Y mientras la mexicana, destrozada por las críticas que ha recibido por su amistad con el hijo de la Reina Margarita, ha puesto su vida en 'stand by' y se refugia de la presión mediática en el palacio que su exmarido Cayetano Martínez de Irujo posee en San Sebastián, el heredero danés continúa con su día a día como si nada hubiese sucedido y ha demostrado con sus últimas imágenes que el huracán 'Genoveva' está más que olvidado. A pesar de que se especuló con un posible divorcio con Mary Donaldson a raíz de ser sorprendido en la capital española con la socialité mexicana -a la que la prensa danesa ha atacado sin piedad tachándola de 'cazafortunas' y comparándola con Corinna Larsen-, lo cierto es que el matrimonio sigue unido y así lo ha dejado claro en su último posado familiar, el primero con sus hijos desde las polémicas instantáneas de Federico con Genoveva. En plena cuenta atrás para el inicio de la Navidad, la Casa Real danesa ha compartido en su cuenta oficial de Intagram las imágenes más entrañables y relajadas del Príncipe, la Princesa Mary y sus cuatro hijos, Christian, Isabella, Josephine y Vincent, adornando el enorme árbol de Navidad del Salón de los Caballeros del pabellón de Federico III en el palacio de Amalienborg Una bonita estampa familiar en la que Mary, sonriente y con gafas de ver puestas, acaricia a la mascota de la familia mientras su marido es el encargado de colocar los adornos en la parte más elevada del árbol, subido a una altísima escalera de madera. Un vídeo en el que tanto la pareja como sus hijos colocan bolas y bastones navideños en el abeto derrochando complicidad, felicidad y sobre todo unión, con la canción 'Santa Claus is coming to town' de Frank Sinatra de fondo. Una reaparición familiar con la que el Príncipe Federico y la Princesa Mary ahuyentan los rumores de crisis o distanciamiento y demuestran que siguen tan felices como siempre y las imágenes del heredero con Genoveva en nada han afectado a su matrimonio.