Congreso del estado mexicano de Nuevo León pone fin a crisis política por 2 gobernadores

Compartir
Compartir articulo
infobae

Monterrey (México), 4 dic (EFE).- El Congreso del estado de Nuevo León, norte de México, puso fin este lunes a la crisis política que enfrentó en los últimos días, al aprobar la renuncia que presentó hoy el gobernador interino, Luis Enrique Orozco, y revocar la licencia pedida por el gobernador en funciones, Samuel García, así como avalar el regreso al cargo de este último.

El Congreso local terminó con las especulaciones de dos presuntos gobernadores en el estado. Uno, Orozco, el que designó el propio Congreso para suplir la ausencia de García, el mandatario electo en las votaciones de 2021 y quien decidió renunciar a la campaña por la presidencia de México por el partido Movimiento Ciudadano (MC) y reasumir sus funciones.

Dentro de los asuntos del día en el Congreso del estado se leyó primero el escrito con la renuncia de Orozco y se aprobó por unanimidad, posteriormente se puso a consideración del Pleno la revocación de licencia de García, así como su reincorporación como jefe del ejecutivo estatal.

García tenía una licencia aprobada por seis meses, del 2 de diciembre de 2023 al 2 de junio de 2024, para irse a contender por la presidencia de México, ante lo cual el Congreso local designó a Orozco, ex vicefiscal del estado, como mandatario interino.

Sin embargo, en las primeras horas del sábado, cuando Orozco iba a tomar posesión de su cargo, García anunció, a través de su secretario general de Gobierno, Javier Navarro, que no iba a la campaña presidencial y reasumía sus funciones como gobernador de Nuevo León.

Luego vinieron un sábado y domingo tensos con acciones y declaraciones de ambos personajes señalando que ambos era los titulares del gobierno estatal.

Buscan gobernabilidad

Fue hasta este lunes, cuando Orozco, todavía gobernador interino del estado, arribó a la sede del Congreso estatal para presentar su renuncia al cargo que le fue conferido el pasado 29 de noviembre.

En una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el propio presidente del Congreso, Mauro Guerra, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado, Arturo Salinas, Orozco informó de su decisión de declinar al cargo.

El ex vicefiscal entregó la renuncia en la Oficialía de Partes del Congreso del estado que rápidamente le dio trámite al documento.

Mientras que García en un acto público dijo: "siempre supimos que corríamos un riesgo y que el Congreso no iba designar a alguien de este equipo y siempre se dijo muy claro que no íbamos a arriesgar a Nuevo León".

Recordó que, desde el pasado sábado, en el estado de Nuevo León solo existe un gobernador y es él y previamente había dicho a medios que no rompió ningún tipo de ley al decidir no asumir la licencia que le otorgó, originalmente, el Congreso de Nuevo León y dijo que no tenía necesidad de acudir a la sede legislativa para consultar la posibilidad de reasumir sus funciones.

"Para mí es un tema resuelto. Espero que el Congreso, si realmente quiere buscar acuerdos, pues que sean sensatos, que respeten la ley", apuntó García.

Mientras que el presidente de MC, Dante Delgado, dijo este día, en el aniversario 25 de la fundación de su partido, que tras los ocurrido en Nuevo León, su partido "está más fuerte que nunca".

Además, dijo que vencerán a los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), que forman un frente opositor junto con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en las elecciones de 2024, por ahora segundos en las preferencias y con MC como terceros.

"Sacaron a Samuel de la contienda, pero esto no ha terminado. Vamos a tener candidato y vamos a ganarle a la vieja política en 2024", advirtió Delgado.