Varias ONG denuncian a Países Bajos por enviar equipamiento militar a Israel para su campaña en Gaza

Compartir
Compartir articulo
infobae

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han presentado este lunes una demanda conjunta contra el Estado de Países Bajos por exportar material militar a Israel para su campaña en la Franja de Gaza a raíz de los ataques perpetrados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) el pasado 7 de octubre contra territorio israelí. Así, tres organizaciones, entre las que se encuentra la neerlandesa Oxfam, han presentado la demanda y han acusado al Gobierno de desempeñar un papel fundamental en la exportación de piezas para aviones de combate F-35 a Israel, lo que lo convierte en "cómplice" de las violaciones cometidas sobre el terreno, según han especificado. "Israel hace caso omiso de los principios fundamentales de las leyes de la guerra, como la distinción entre objetivos civiles y militares y el principio de proporcionalidad" a la hora de bombardear Gaza, recoge el documento presentado por las ONG. Israel, por su parte, sigue negando haber cometido crímenes de guerra y afirma que sus fuerzas respetan el Derecho Internacional a la hora de actuar contra lo que considera "terroristas" palestinos que "actúan en zonas civiles densamente pobladas". El Ministerio de Defensa de Países Bajos, que supervisa las exportaciones ha destacado en una carta enviada al Parlamento que, teniendo en cuenta la información actual, "no puede establecerse que estos F-35 estén implicados en graves violaciones del Derecho Humanitario". Estas organizaciones, no obstante, exigen el cese inmediato del suministro de piezas para estos aviones. "La destrucción total, las numerosas muertes de civiles y los comentarios de dirigentes y oficiales militares israelíes revelan que Israel hace caso omiso de los principios fundamentales de las leyes de la guerra", ha manifestado ante el tribunal Liesbeth Zegveld, abogada que representa de las organizaciones, según ha indicado la organización neerlandesa Pax en un comunicado. En este sentido, ha pedido al tribunal dictar medidas cautelares para frenar estas exportaciones. El almacén del fabricante estadounidense de piezas de repuesto de los F-35 se encuentra en la base aérea de la localidad de Woensdrecht, en sur de Países Bajos.