Nuevo terremoto de 5,3 de magnitud sacude el oeste de Nepal tras seísmo con 153 muertos

Guardar

Nuevo

infobae

Katmandú, 6 nov (EFE).- Un terremoto de magnitud 5,3 sacudió este lunes el oeste de Nepal, muy cerca de la zona que el pasado viernes sufrió un seísmo de 6,4 y que dejó al menos 153 muertos y más de 150 heridos.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, en inglés) registró el terremoto a las 16:31 hora local (10:46 GMT), con epicentro a 10 kilómetros de profundidad y a 37 kilómetros del distrito de Dailekh, limítrofe con Jajarkot, que resultó afectado por el devastador temblor de la semana pasada.

El superintendente de Policía de Jajarkot, Santosh Roka, dijo a EFE que no habían reportado hasta el momento ninguna muerte por el temblor de este lunes, pese a que unas pocas personas resultaron heridas y se registraron daños en un gran número de casas que ya presentaban grietas por el seísmo anterior.

Este nuevo terremoto ocurre tres días después de que otro seísmo de 6,4 de magnitud sacudiera el oeste del país del Himalaya, donde se encuentran algunas agencias humanitarias ofreciendo ayuda a las víctimas.

"El impacto de este último terremoto está agravando las dificultades y vulnerabilidades de las comunidades con bajos indicadores socioeconómicos y mecanismos de afrontamiento limitados”, informaron en un comunicado conjunto varias agencias de la ONU sobre el terreno.

El devastador temblor del pasado viernes se cobró la vida de al menos 153 personas, más de la mitad de ellos niños, y dejó más de 150 heridos, según el último balance emitido hoy por las autoridades nepalíes, en el que rebajaron el número de 157 fallecidos que contabilizaron anteriormente.

Nepal se encuentra entre los países más propensos a desastres naturales y cuenta con una población muy vulnerable, mayormente pobre, además de carecer de infraestructura suficiente para hacer frente a inundaciones o terremotos.

El 25 de abril de 2015, un terremoto de magnitud 7,8 sacudió Nepal, derribando edificios de varios pisos en Katmandú, y provocó deslizamientos de tierra y avalanchas en las montañas. Casi 9.000 personas murieron y más de 22.000 resultaron heridas.

Aquella catástrofe dejó además a cientos de miles de personas sin hogar y causó daños valorados en cerca de 6.470 millones de euros. Más de siete años después del seísmo, las labores de reconstrucción no han finalizado.

Katmandú, 6 nov (EFE).- El Gobierno de Nepal anunció este lunes que comenzó a distribuir ayuda humanitaria entre los afectados por el terremoto de 6,4 que la semana pasada provocó 153 muertos y más de 150 heridos en el oeste del país, que hoy se ha visto sacudido por un nuevo seísmo de 5,3.

En una primera fase se han enviado lonas y mantas a las aldeas afectadas, informó este lunes a EFE el director del distrito de Jajarkot, Suresh Sunar, cuya región sufrió las peores consecuencias del temblor del pasado viernes, con más de un centenar de muertos y 81 heridos.

El otro distrito afectado por el vecino Rukum Occidental, donde fallecieron más de 50 personas y otras 85 resultaron heridas.

En ambos casos, las operaciones de búsqueda y rescate concluyeron la pasada noche, informó hoy el Ministerio del Interior, que rebajó a 153 la cifra de decesos en su último conteo al descubrir que habían contado en dos ocasiones a algunos fallecidos.

"Hemos revisado las cifras debido a la duplicación de algunos nombres", dijo a EFE el portavoz del Ministerio del Interior de Nepal, Narayan Bhattarai.

Alrededor de unas 8.000 casas sufrieron también daños por el terremoto, que azotó el país la medianoche del viernes al sábado, lo que provocó que la mayoría de afectados estuviesen en el interior de sus casas durmiendo.

"Según el informe preliminar, alrededor de 3.000 casas sufrieron daños totales, mientras que 5.000 sufrieron daños parciales", agregó el portavoz.

El nuevo recuento de víctimas también permitió a las autoridades resolver que 78 de las 153 víctimas del terremoto fueron niños, informó a EFE el superintendente adjunto de la policía de Jajarkot, Santosh Roka.

"Como las aldeas remotas están vacías de hombres jóvenes que han escapado en busca de una vida mejor en el extranjero y en las ciudades, el número de víctimas de mujeres y niños fue elevado", indicó.

La llegada de la ayuda del Gobierno a las zonas afectadas coincidió con un nuevo terremoto de 5,3 de magnitud que afectó al distrito vecino de Dailekh, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, en inglés), y se sintió en los distritos sacudidos por el seísmo anterior.

Sin embargo, las autoridades no reportaron muertos por este nuevo temblor, aunque precisaron que si causó unos pocos heridos en Jajarkot, además de daños en un gran número de casas que ya habían sido afectadas por el seísmo del viernes.

Varias agencias de la ONU que se encontraban sobre el terreno ayudando a los afectados emitieron hoy un comunicado en el que advirtieron de que el último terremoto agravaba "las dificultades y vulnerabilidades de las comunidades con bajos indicadores socioeconómicos y mecanismos de afrontamiento limitados”.

Nepal se encuentra entre los países más propensos a desastres naturales y cuenta con una población muy vulnerable, mayormente pobre, además de carecer de infraestructura suficiente para hacer frente a inundaciones o terremotos.

El 25 de abril de 2015, un terremoto de magnitud 7,8 sacudió Nepal, derribando edificios de varios pisos en Katmandú, y provocó deslizamientos de tierra y avalanchas en las montañas. Casi 9.000 personas murieron y más de 22.000 resultaron heridas.

Aquella catástrofe dejó además a cientos de miles de personas sin hogar y causó daños valorados en cerca de 6.470 millones de euros. Más de siete años después del seísmo, las labores de reconstrucción no han finalizado.