El Gobierno italiano aplaza prohibir el uso de los vehículos anteriores a 2015 en Turín

Guardar

Nuevo

Roma, 7 sep (EFE).- El Gobierno italiano aplazó este jueves la prohibición del uso de los vehículos diésel Euro5, matriculados entre 2011 y 2015, en Turín y otros 75 municipios de la región de Piamonte (norte), para "evitar una crisis social y económica para las familias y las empresas", aseguró el ministro de Medio Ambiente y Seguridad Energética, Gilberto Pichetto Fratin.

La medida, incluida en el decreto aprobado este jueves por el Consejo de Ministros, impide el bloqueo de estos vehículos- adquiridos o matriculados entre el 1 de septiembre de 2011 y el 1 de septiembre de 2015- a partir del 15 de septiembre, como estaba previsto, y lo aplaza hasta el 1 de octubre de 2024.

"Lo hemos conseguido, pero no ha sido fácil", dijo Pichetto Fratin, al asegurar que se trata del "resultado de las interlocuciones mantenidas en las últimas semanas entre los ministerios competentes y las regiones de la cuenca del valle del Po, principalmente con Piamonte", cuya capital es en un comunicado

A raíz de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2020 y 2022, esa región "había tenido que introducir la restricción a la circulación de vehículos Euro5 en los municipios con una población de más de 10.000 habitantes a partir del próximo 15 de septiembre".

"El Gobierno ha intervenido con un decreto para conjurar una crisis social y económica para las familias y las empresas, sin descuidar la importancia de los compromisos asumidos con la Unión Europea, que ante todo protegen también la salud de los ciudadanos", añadió el ministro.

El decreto prevé que "las medidas de restricción a la circulación de vehículos de categoría 'diésel Euro 5', sólo podrán aplicarse a partir del 1 de octubre de 2024 y con carácter prioritario en municipios de más de 30.000 habitantes, dotados de una adecuada red de transporte público local y en los que existan valores contaminantes elevados que puedan afectar a la protección de la salud".

Esta opción dejará de existir y pasará a ser una obligación a partir del 1 de octubre de 2025, de nuevo en los municipios con las características mencionadas, se explica en la nota.

Se han tenido en cuenta "las cuestiones críticas relacionadas con la falta de disponibilidad de los materiales necesarios para producir baterías para vehículos eléctricos, en grado de asegurar una sustitución a tiempo de los vehículos 'Euro 5', y comprobamos que el calendario propuesto no entraba en conflicto con los objetivos del paquete 'For 55%'" de la UE", según Pichetto Fratin.

La medida afecta a Turín, capital de Piamonte, y otras 75 localidades regionales, mientras que en otras grandes ciudades como Milán, los Euro 5 están prohibidos en una gran área de la ciudad desde el 1 de octubre de 2022, y en Roma no pueden entrar en el centro histórico. EFE

mr/pddp

Guardar

Nuevo