Ruffalo y Momoa apoyan como DiCaprio el plebiscito de Ecuador sobre el petróleo del Yasuní

Compartir
Compartir articulo

Quito, 18 ago (EFE).- Los actores estadounidenses Mark Ruffalo y Jason Momoa se sumaron a Leonardo DiCaprio para expresar su apoyo al plebiscito nacional que se celebra este domingo en Ecuador para consultar si se detiene la explotación de uno de los principales yacimientos de petróleo del país, situado en el Parque Nacional Yasuní, considerado el corazón de la Amazonía ecuatoriana.

En un mensaje publicado este viernes en sus redes sociales, Ruffalo señaló que "el Yasuní, uno de los epicentros mundiales de la biodiversidad, está amenazado por los combustibles fósiles".

"Este 20 de agosto el pueblo de Ecuador tiene una histórica oportunidad de proteger el Yasuní votando 'Sí' en el plebiscito donde Ecuador podría convertirse en un ejemplo de democratización de la acción climática", dijo el intérprete de Hulk.

Por su parte, Momoa compartió un vídeo con el testimonio de una indígena waorani, el pueblo originario más numeroso que habita en el Yasuní, donde la mujer comenta que en la ciudad todo tiene precio y que en la Amazonía tienen acceso a todo lo que necesitan para vivir en armonía con la naturaleza, como hacían sus antepasados.

El intérprete de Aquaman coincidió en señalar en mensajes publicados en redes sociales que, con esta consulta nacional, Ecuador tiene en su mano "salvaguardar una parte importante de la selva tropical del Yasuní".

"Admiramos el liderazgo de Ecuador y aplaudimos la oportunidad para que los ecuatorianos voten 'Sí' por el Yasuní", señaló el acto hawaiano.

Semanas atrás fue DiCaprio quien también se pronunció a favor del cese del petróleo en el Bloque 43-ITT, el yacimiento objeto de la consulta, que produce a diario 55.000 barriles de crudo, aproximadamente el 11 % de la producción nacional de petróleo de Ecuador.

El estadounidense explicó que, además de la enorme biodiversidad que alberga el Yasuní, también es el hogar de algunos de los últimos pueblos indígenas en aislamiento voluntario, como los tagaeri, taromenane y dugakaeri, cuya zona intangible limita con el Bloque 43-ITT.

"Todavía este lugar irreemplazable, su gente y su vida salvaje están amenazados por la industria del petróleo", señaló el actor sobre los planes de la empresa estatal Petroecuador de aumentar la producción del Bloque 43-ITT en su campo de Ishpingo, el más cercano a la zona intangible exclusiva para los pueblos indígenas en aislamiento voluntario.

Este plebiscito fue promovido por el colectivo ambientalista Yasunidos, luego de reunir 757.000 firmas y librar una batalla legal con los órganos electorales de Ecuador que se prolongó durante casi diez años.

La consulta se ceñirá únicamente al Bloque 43-ITT, el más reciente en entrar en operación en el Yasuní en 2016, donde se extrae crudo desde los años 80 en los Bloques 16, 31 y 67, a los que no afecta este plebiscito.

De acuerdo a los reportes oficiales, desde que entró en funcionamiento, no se han registrado derrames de petróleo a la naturaleza en el Bloque 43-ITT, cuyas instalaciones ocupan 80 hectáreas del millón de hectáreas que tiene la superficie del Parque Nacional.

En esta reserva natural se han reportado la existencia de más de 2.000 especies de árboles y arbustos, 204 de mamíferos, 610 de aves, 121 de reptiles, 150 de anfibios y más de 250 de peces.

Para el Gobierno, el cese de operaciones en el Bloque 43-ITT supondrá un perjuicio para el Estado de 1.200 millones de dólares al año y de 13.800 millones de dólares en 20 años, cifras que no comparten los ambientalistas, que piensan que será mucho menor y que se puede compensar con un impuesto a la riqueza. EFE

fgg/rrt