"Nos cérémonies", una propuesta francesa de cine fantástico en la Semana de la Crítica de Cannes

La única producción francesa en la 61ª Semana de la Crítica de Cannes se llama "Nos cérémonies" y es el primer largometraje de Simon Rieth, una historia inquietante de amor y odio entre dos jóvenes hermanos.

Tony y Noé son dos niños jugando al borde de un acantilado un día de verano. El más pequeño se precipita al vacío y muere. Su hermano, desesperado, lo besa y consigue resucitarlo.

Años después, esos dos niños se han transformado en dos jóvenes de porte atlético (respectivamente Simon Baur y Raymond Baur). Y ambos están encadenados por ese ciclo de muerte y resurrección, fascinante y terrorífico.

Rieth tiene 26 años y media docena de cortometrajes en su haber. Y un hermano y una hermana, con los que jugaba a matar y resucitar, como tantos niños, explicó en entrevista con AFP.

"En el origen de la película hay algo de eso, de un juego de morir y volver a empezar, que me gustaba, porque es un juego de niños", explicó.

"Me han dicho que es una película de muerte, pero para mí en realidad habla del amor, de un amor muy poderoso".

En "Nos cérémonies" ambos hermanos vuelven al lugar donde todo empezó y se cruzan de nuevo con un amor de infancia que precipitará los acontecimientos.

Simon Baur y Raymond Baur son dos campeones de kung-fu en Francia y Europa, y además ejercen de modelos para marcas de moda.

Rieth los eligió por su enorme compenetración.

Ambos reconocen que lo que les gusta es el cine de acción. Pero no se imaginaban en una película de estas características.

"Como estamos empezando, fue duro. No hemos hecho nunca ni un solo curso de teatro", explicó Simon.

Ambos optaron por proponer al joven director lo que mejor saben hacer: pelearse. Y la película se basa en parte en esa tensión evidente.

jz/es/mb