Al menos seis civiles muertos en ataques yihadistas en el noreste de Nigeria

Al menos seis civiles murieron y varios resultaron heridos en los ataques yihadistas perpetrados el lunes y el martes en la ciudad de Dikwa, en el noreste de Nigeria, informó el miércoles una coalición de 54 oenegés internacionales con sede en el país.

Las autoridades aún no han dado ninguna valoración, pero el ejército dijo el martes por la tarde que había expulsado a los yihadistas de la ciudad.

Anteriormente, las Naciones Unidas habían "condenado enérgicamente" el ataque, que describieron al mediodía del martes como "todavía en curso".

Según la ONU, varias agencias humanitarias y un hospital fueron quemados o dañados en el "violento ataque" de un "grupo armado no estatal".

Fuentes militares y humanitarias indicaron a la AFP el lunes por la noche que el ataque fue perpetrado por combatientes del grupo Estado Islámico en África Occidental (EI), que tiene una fuerte presencia en la zona.

Las fuentes también afirmaron que 25 trabajadores humanitarios estaban atrapados dentro del lugar.

Cerca de 114.000 personas viven en Dikwa, prácticamente aislada del mundo porque la presencia de grupos armados en las carreteras de acceso hace que sea extremadamente peligroso viajar.

Entre ellos, 75.470 personas desplazadas por el conflicto protagonizado desde 2009 por los islamistas de los grupos Boko Haram e Iswap viven en campamentos, la mayoría de ellos antihigiénicos, y dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

Viven bajo la protección de un "supercampamento" del ejército nigeriano, que también fue atacado el lunes por la noche, según fuentes de seguridad y humanitarias.

Desde el comienzo del conflicto en 2009, más de 36.000 personas han muerto y más de dos millones de personas siguen sin poder regresar a sus hogares.

lhd-cma/hba/mab/jz