Foto de archivo. Una mujer camina frente a un grafiti en Buenos Aires. 11 de diciembre 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino
Foto de archivo. Una mujer camina frente a un grafiti en Buenos Aires. 11 de diciembre 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino

BUENOS AIRES, 22 ene (Reuters) - Los bonos soberanos y provinciales de Argentina continuaban operando en baja el miércoles, luego de que la provincia de Buenos Aires anunciÓ que extendió hasta el 31 de enero el plazo para que tenedores del título 2021 den consentimiento para diferir el pago del capital por 250 millones de dólares.

El retraso del pago del bono provincial 2021 es la primera prueba importante para Argentina, que está en conversaciones mucho más complejas para reestructurar su deuda soberana de cerca de 100.000 millones de dólares.

Los bonos de la Provincia de Buenos Aires 2021 caían 3,5 unidades, al tiempo que el riesgo país argentino subía 59 unidades a 1979 puntos a las 14.20 hora local (1720 GMT).

"A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas, y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado", dijo el ministro de Hacienda y Finanzas provincial, Pablo López, en un comunicado.

La provincia necesita recibir el consentimiento de los titulares de al menos el 75% del monto principal de la deuda.

La provincia de Buenos Aires, la de mayor recursos y más poblada de Argentina, dijo este mes que buscaba liberarse temporalmente de "obligaciones financieras" por parte de los tenedores del bono 2021, y solicitó una extensión al 1 de mayo para hacer el reembolso que vence este mes.

"Las sensaciones del mercado respecto a las negociaciones de deuda de Argentina continúan siendo frágiles", dijo a Reuters Ilya Gofshteyn, un analista con sede en Nueva York para Standard Chartered Bank.

"Si los tenedores de bonos de la provincia de Buenos Aires no alcanzan el umbral de aprobación, los inversores inevitablemente lo interpretarán como una indicación de las dificultades que enfrentan las discusiones de reestructuración soberana", agregó.

Sin consentimiento de los acreedores, la provincia y el Gobierno nacional estarán en una situación difícil, afirman analistas.

"Están tratando de ganar más tiempo para ver si pueden reestructurar esta deuda. El panorama general es que incluso si aseguran estas extensiones de vencimiento hasta el 1 de mayo, es poco probable que la situación cambie materialmente en los próximos meses", dijo Nikhil Sanghani, economista de Capital Economics en Londres.

El ministro de Economía de Argentina dijo el martes que el Gobierno enviaría un proyecto de ley de sostenibilidad de la deuda al Congreso para ayudar a reforzar la capacidad de pago del país, que se ha visto afectado por una caída del peso y una economía estancada.

El presidente de centroizquierda de Argentina, Alberto Fernández, afirma que el país quiere pagar sus deudas, pero que los acreedores, incluido el Fondo Monetario Internacional (FMI), deben darle tiempo para reactivar el crecimiento para poder hacerlo.

(Reporte de Adam Jourdan, Cassandra Garrison, Walter Bianchi, Maximilian Heath y Rodrigo Campos. Editado por Jorge Otaola y Javier Leira)