AFP
AFP

Las inundaciones afectan al continente europeo. Se registraron hasta 50 milímetros de lluvia en pocas horas, en las zonas más afectadas, de Francia y Alemania.

En el país alemán, el fenómeno afectó una zona de Baviera cerca de la frontera austriaca donde se inundaron pequeños pueblos y murieron cuatro personas. Las zonas afectadas están sin suministro eléctrico. El gobernador de Baviera, Horst Seehofer, prometió aumentar los esfuerzos y aseguró que no abandonaran a los afectados y a quienes "han perdido todo".

Residentes en el límite alemán con Austria tuvieron que subir a los techos de sus casas para ser rescatados por helicópteros. La corriente de agua arrastró autos, árboles y muebles de las casas.

AFP
AFP
Reuters
Reuters
AFP
AFP

Los aguaceros en el suroeste de Alemania dejaron a un pequeño pueblo cubierto de escombros, y derivaron en accidentes el domingo por la noche y el lunes por la mañana. En Schwaebisch Gmuend, un bombero y un hombre fueron arrastrados por la crecida. Se cree que ambos están muertos, aunque los cuerpos no fueron encontrados, dijo la policía.

Por otro lado, en el pequeño pueblo de Braunsbach, dos arroyos se desbordaron, lo que generó una inundación que destruyó una casa, dañó otras y dejó las calles cubiertas de escombros.

El cadáver de una víctima fue hallado en un garaje inundado en Weissbach, cerca de la ciudad de Heilbronn. Y en Schorndorf, cerca de Stuttgart, un tren atropelló a una niña de 13 años que buscaba resguardarse de la lluvia bajo un puente ferroviario el domingo por la noche.

Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
AFP
AFP

En París, las autoridades municipales alertaron a residentes y turistas que se encuentren cerca de las orillas del Sena y se espera que el río llegue a su máximo nivel este viernes.

Las cercanías del río Loing, afluente del Sena, sufren la mayor crecida desde 1910, cuando las inundaciones anegaron la capital francesa. Medios de comunicación locales reportaron evacuaciones en la localidad de Nemours, a unos 80 kilómetros al sur de Paris, 400 bomberos y policías trabajan para desalojar a los residentes de sus casas.

El servicio meteorológico de Francia dio varias alertas por inundación en dos departamentos de la región de París: Loiret y Seine-et-Marne. Ocho provincias más, incluyendo tres en la frontera con Alemania, enfrentan también riesgo de anegarse.

El río Sena se desbordó y un pueblo francés debió ser desalojado, mientras tanto soldados rescataron a viajeros atrapados en una autopista inundada y se suspendió el servicio de los botes turísticos de París.

AFP
AFP
AFP
AFP
Reuters
Reuters

El primer ministro francés Manuel Valls visitó el pueblo de Nemours que sufre el fenómeno climático desde hace varios días y confirmó que unas 3.000 personas fueron evacuadas de ese lugar que tiene su centro comercial completamente bajo agua. Los bomberos encontraron el cuerpo de una mujer de 86 años que flotaba en su casa completamente inundada del pueblo de Montargis, también afectado duramente por las lluvias.

En dos días, los socorristas implementaron más de 8.000 operativos de rescate desde la frontera belga en el sur hasta Borgoña, informó el miércoles el ministro de Interior Bernard Cazeneuve.

El presidente François Hollande expresó su apoyo para las víctimas de las inundaciones durante una reunión del gabinete, mientras que Cazeneuve dijo que el gobierno trabaja para proteger a las víctimas de las inundaciones y prometió pagar los esfuerzos de rescate y limpieza.

Están cortados caminos y vías férreas, las escuelas y otros servicios están cerrados hasta que se normalice la situación.

Bélgica también sufre de inundaciones en Amberes, Limburgo y Lieja.