Los escombros de la AMIA (Asociacion de Mutuales Israelitas Argentinas) tras el atentado en Buenos Aires, Argentina del 18 de julio de 1994, que dejara como saldo 86 muertos y mas de 300 heridos. Autor: Miguel Ángel Méndez 162
Los escombros de la AMIA (Asociacion de Mutuales Israelitas Argentinas) tras el atentado en Buenos Aires, Argentina del 18 de julio de 1994, que dejara como saldo 86 muertos y mas de 300 heridos. Autor: Miguel Ángel Méndez 162

El juez federal Ariel Lijo fue apartado este martes de la investigación por el encubrimiento de la causa AMIA, donde están imputados el ex ministro del Interior menemista Carlos Corach, el camarista bonaerense Federico Domínguez y secretarios del entonces juez Juan José Galeano.

Se trata de una investigación residual que quedó abierta buscando las responsabilidades políticas y judiciales en el encubrimiento de la causa AMIA, cuya parte central ya se está tramitando desde el año pasado en un juicio oral donde están sentados en el banquillo Galeano, el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy y el ex presidente Carlos Menem, entre otros.

Lijo fue apartado por decisión de la Sala ad hoc de la Cámara Federal, a pedido de las querellas en la causa AMIA, por haber dictado la falta de mérito de los secretarios Carlos Velasco, Javier De Gamas, Susana Spina y José Pereyra.

A criterio de los camaristas Jorge Rimondi, Rodolfo Pociello Argerich y Luis Bunge Campos, "se advierte que el juez evita efectuar una completa merituación de los hechos imputados y una racional comprobación de su existencia a través del análisis conjunto de la prueba aunada al expediente".

 162
162

"En ciertos casos, se sopesan pruebas en sentido contrario al modo en que lo hiciera en anteriores intervenciones, sin explicar los motivos de tan rotundo cambio", advirtieron los magistrados.

En ese sentido, consideraron que al evaluar mal lo hechos, el juez abordó el encubrimiento como una maniobra que buscaba "desviar la línea de investigación que involucraba a Alberto Jacinto Kanoore Edul con el objeto de beneficiarlo, para lo cual se procuró prueba espuria abonando una pista falsa e involucrando a policías bonaerenses en el atentado".

Frente a ello, sentenciaron: "Resulta evidente que el juez no podía afirmar sin más que los ex secretarios de Galeano desconocían la comunicación telefónica que el ya fallecido Munir Memen (hermano de Carlos Menem y ex funcionario) mantuvo con el juez de la causa del atentado, a partir de la cual se interrumpió abruptamente el seguimiento de la línea inquisitiva que vinculaba a Alberto Jacinto Kanoore Edul".

Sin embargo, el tribunal recordó una declaración de otro secretario de Galeano, Claudio Lifschitz, que tienen que ver con el abandono de la investigación sobre la llamada "pisa Siria" y cuyo contenido fue corroborado por las escuchas telefónicas, según el tribunal.

En concreto, Lifschitz dijo que cuando le preguntó a Velasco (en presencia de De Gamas) por la pista Siria, le respondió: "No podemos hacer nada, en qué quilombo querés que nos metamos, si cuando lo detuvimos a Edul llamó el hermano del Presidente".