Una rueda abandonada en Chernobyl.
Una rueda abandonada en Chernobyl.

Las ciudades fantasma suelen producir una atracción casi inmediata. Uno no puede evitar quedar fascinado cuando llega a un sitio vacío, donde aún quedan destellos de una civilización y de sus habitantes. Pertenencias ahora sin dueño, casas en ruinas, o negocios con las puertas abiertas de par en par producen emociones fuertes. Escalofríos recorren la piel de los visitantes que arriban a estos lugares, como atraídos por un imán. ¿Qué historias se esconden detrás del olvido? ¿Habrán espíritus rondando los escombros y el abandono?

Se podrían resumir las razones por las que ciudades enteras son borradas del mapa en cuatro principales: desastres naturales, como en el caso de la antigua ciudad de Pompeya que fue destruida luego de la erupción del volcán Vesubio; problemas económicos, como Yujiapu, un distrito financiero en China que quedó a medio construir porque la crisis los dejó sin recursos para continuar; accidentes provocados por las personas, como el infame caso de Chernobyl, que provocó la evacuación de la ciudad ucraniana de Pripyat; y lo que simplemente podría catalogarse como el fin de una civilización, como sucedió con un sinfín de ciudades bajo el dominio del Imperio Romano o de los Mayas.

Algunos de estos lugares podrían ser catalogados como sitios de "turismo oscuro", que consiste en recorrer lugares conocidos mundialmente por haber sido epicentros de devastación y tragedia. Sin embargo, como ya se ha mencionado, no todas las ciudades fantasma recaen en esta categoría. Algunos, como Chernobyl o Pompeya sí podrían describirse de tal manera, pero otros sitios simplemente han desaparecido por razones para nada escabrosas.

A continuación, algunas de las ciudades fantasma más impactantes del mundo, cuya vida fue desapareciendo por diversas razones, desde naturales hasta económicas.

El distrito financiero de Yujiapu, en Tianjin, fue parte del extraordinario boom de la construcción en China en el que se idearon proyectos faraónicos. Sin embargo, esta zona -que comenzó a ser desarrollada en el año 2009 con la idea de que se convierta en el Manhattan de Asia- se vio paralizada cuando la construcción fue suspendida debido a la falta de recursos económicos por la recesión del mercado inmobiliario chino. Hoy este proyecto de U$D 50 mil millones está vacío, lleno de obras sin finalizar y edificios que sí están terminados pero inhabitados.

En el año 1982 el código postal del pueblo de Centralia, en Pensilvania, Estados Unidos, fue borrado, lo que marcó oficialmente el fin de su existencia. Y la historia detrás es realmente impactante. Este pueblo "murió" debido a que en 1962 un accidente dio lugar a un incendio subterráneo, que nunca más pudo ser extinguido. Un grupo de empleados municipales había prendido fuego a un montón de basura en un cementerio, y las llamas se expandieron hacia abajo, ya que Centralia había sido previamente un pueblo minero, por lo que contaba con varios túneles subterráneos. Al principio nadie se había dado cuenta de lo ocurrido, pero con el correr de los meses comenzaron a aparecer aberturas en las veredas y calles de los que salía humo y monóxido de carbono. En 1981, la comunidad fue evacuada en su totalidad. Lo más curioso es que el fuego nunca pudo ser extinguido por completo, por lo que hoy se convirtió en una atracción turística bastante inusual.

En el año 1920 el pueblo turístico de Epecuén fue establecido a orillas del homónimo Lago, en Adolfo Alsina, Provincia de Buenos Aires. Durante un tiempo fue muy popular, y, según información oficial, llegó a recibir entre los años 1950 hasta 1970 a 25.000 turistas de noviembre a marzo. Sin embargo, el 10 de noviembre de 1985 comenzó una lluvia incesante que precipitó una inundación que arrasó el pueblo, debido a que el agua rebalsó el terraplén que había sido construido en los '70. Villa Epecuén fue evacuada y se sumergió bajo 10 metros de agua. Hoy el agua ya se evaporó, y las ruinas se convirtieron en una atracción turística popular.

Humberstone es sin lugar a dudas uno de los lugares más "fantasmales" del mundo. Está ubicado en Iquique, al norte de Chile, y surgió en el desierto de Atacama durante el boom de la extracción de salitre en el siglo XIX. LLegó a tener poco menos de 4 mil habitantes. Hoy, junto con Santa Laura, es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y fue incluido en la lista de sitios en peligro. Los turistas que arriban a este lugar, cerca de la frontera con Perú y Bolivia, se sorprenden por su impecable estado de conservación, que se logró gracias al aire seco del desierto de Atacama.

El 26 de abril de 1986, el reactor número cuatro de la Planta Nuclear Chernobyl explotó, lo que provocó la muerte de dos trabajadores y puso en inmediato peligro la vida de los habitantes que residían a sus alrededores. De esta manera, la ciudad ucraniana de Pripyat fue evacuada, aunque los habitantes no tenían idea de que sería una situación permanente. Les habían dicho que volverían a los tres días, pero eso no fue posible debido al nivel de radioactividad que continúa hoy en día como testigo eterno de la negligencia humana.