"Se ganó como se ganan esta clase de partidos. Siempre importa el cómo. Si jugas bien, más allá de la alegría, te llevas otra cosa. Por momentos hicimos las cosas bien. Creo que somos justos ganadores". Así comenzó la conferencia de prensa el Gallego Méndez, tras vencer por 1 a 0 a Belgrano y quedar a un paso de clasificar a la final.

A falta de un compromiso, los mendocinos lideran la Zona 1 con 33 unidades, al igual que San Lorenzo; sin embargo, la diferencia de gol está a su favor. "Somos un equipo, que cada uno saca a relucir lo mejor de sí. Creo en el trabajo, no creo en la suerte. Si fuera por eso, estaríamos en el casino y no entrenado. Creo en estos jugadores", expresó el estratega del Tomba. Y luego, agregó: "No tengo más que cosas buenas para decir de este equipo".

"No tengo más que cosas buenas para decir de este equipo"

"Para mí,

la palabra ídolo representa algo grande

. Eso se construye a través de los años. Vuelvo a decir lo mismo, el vestuario se llama Oldrá.

es lo que es hoy, en gran parte, gracias al trabajo de él, por ejemplo.

No soy merecedor de semejante elogio

. Las cosas son como son. Entiendo que la gente esté contenta, yo también lo estoy. El marco fue impresionante, pero yo lo veo de esa manera. Hay que hacer mucho más méritos", cerró el entrenador, intentando despejarse del cartel que le quieren colocar los simpatizantes a raíz de esta campaña histórica que está comandando desde el banco de suplentes.