La líder de la organización Tupac Amaru Milagro Sala, acusada por la Justicia de Jujuy de asociación ilícita, fraude y extorsión NA 162
La líder de la organización Tupac Amaru Milagro Sala, acusada por la Justicia de Jujuy de asociación ilícita, fraude y extorsión NA 162

La Justicia Federal sobreseyó a la dirigente social Milagro Sala en la causa por amenazas iniciada por el actual gobernador jujeño, Gerardo Morales, en 2009, cuando ejercía como senador nacional. En ese momento, había sido víctima de un escrache, donde además le arrojaron huevos.


Luis Paz, abogado de Sala, dijo que la resolución "viene a poner fin al proceso de persecusión judicial federal iniciado por el entonces senador Morales, basado en flagrantes mentiras", y recordó que la causa avanzó en un período de campaña electoral.


En el dictamen, los jueces del Tribunal Oral Federal de Jujuy, Federico Santiago Díaz, María Alejandra Cataldi y Mario Héctor Juárez Almaraz, declararon "la extinción de la acción penal por prescripción, en la medida en que constituye la vía jurídica idónea para determinar la cesación de la potestad punitiva estatal por el transcurso del tiempo".


De este modo, dijeron, se salvaguarda "el derecho constitucional a obtener un pronunciamiento judicial sin dilaciones indebidas", por lo cual dispusieron "sobreseer total y definitivamente a Ramón Gustavo Salvatierra, María Graciela López y Milagro Amalia Angela Sala".


Sobre el delito de daños, que aún sigue vigente, la defensa evaluará nuevas presentaciones. Si bien el expediente está conformado por dos delitos, amenazas y daños, y los imputados fueron sobreseídos en el primero, Morales no podrá continuar impulsando la causa puesto que su interés en este proceso concluyó con el sobreseimiento por amenazas.


"Una vez firme esta resolución y ante la posibilidad de la realización del juicio oral y público quedará demostrado que Milagro Sala no tuvo ningún tipo de participación y que todo fue un entramado orquestado por sectores políticos afines al gobernador con el fin de estigmatizar y condenar a la luchadora social", consideró Paz.