Lanús tiene un presente de ensueño, y uno de los responsables de ello es Jorge Almirón. Luego de ser expulsado de Independiente, el director técnico volvió a tener una oportunidad y hasta el momento la viene aprovechando. Asumió el duro compromiso de sustituir a los Mellizos Barros Schelotto, le puso su sello al equipo y logró meterse en la definición del torneo.

"Estamos muy contentos por haber logrado el primer objetivo. La gente se siente identificada con nuestro juego y los resultados. En este presente vale mucho el trabajo del cuerpo técnico de Guillermo y la cercanía que tenemos con Ramón Cabrero", expresó el estratega del Granate. Su elenco comanda la Zona 2 con 37 unidades, producto de 12 victorias, un empate y solamente una caída. Y agregó: "Miraremos de reojo a los posibles rivales de la gran Final".

Luego, no esquivó la pregunta sobre contra quién quisiera disputar la definición del campeonato: "Prefiero a Godoy Cruz por el cariño que le tengo a la institución. El presidente fue el que me abrió las puertas para dirigir en Argentina. Pero tendrá que hacer méritos para llegar ahí". Actualmente serían los mendocinos, debido a que cuenta con mejor diferencia de gol que San Lorenzo.

"Los jugadores están contentos. Tenemos todos los elementos para trabajar y nos sentimos respaldados. Es un club familiar, hoy muchos vinieron a la cancha y eso nos hace bien. Fue un lindo marco y esto es para toda la gente que cree en este equipo", recalcó el entrenador.

Además, sostuvo que no se van a relajar pese a tener dos compromisos más por delante:

"Por respeto a la institución y a nuestro equipo, prepararemos el partido con Argentinos con seriedad"

. Y añadió:

"Es una virtud del plantel trabajar serio y tomar cada partido como una final. Eso, no va a variar. Es un equipo maduro y sabe lo que quiere".