Reuters 163
Reuters 163

"Nuestro programa de misiles no es una amenaza contra nuestro amigos, pero sí para nuestros enemigos. Israel debe entender lo que significa". Así se refirió el jefe del Ejército iraní, Ataollah Salehi, acerca del desarrollo del programa de misiles que lleva adelante Teherán.

Las declaraciones del comandante persa tuvieron lugar semanas después de que fueran levantadas las sanciones económicas contra el régimen iraní en el marco del acuerdo alcanzado con las potencias occidentales en 2015, consigna The Jerusalem Post.

Las sanciones que fueron levantadas corresponden a las impuestas sobre el programa nuclear de la República Islámica, no así las que rigen sobre el programa de misiles del país persa.

LEA MÁS:

De acuerdo con una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de emitida en julio pasado, Irán fue instado a abstenerse de realizar trabajos con misiles balísticos.

Pero en octubre el régimen persa violó esa prohibición mediante el ensayo de un misil de precisión. Ante esta violación, Estados Unidos amenazó con imponer más sanciones. En diciembre, por su parte, el presidente iraní, Hassan Rohani, ordenó ampliar el programa de misiles.

"La capacidad de misiles de Irán y su programa serán más fuertes. No prestamos atención y no aplicamos resoluciones contra Irán, y esto no es una violación del acuerdo nuclear", indicó Salehi, citado por la agencia de noticias local Fars.

El jefe militar se refería al compromiso que asumió Teherán con las potencias de Occidente para frenar su programa nuclear.