163
163

Jonah Lomu falleció el 17 de noviembre tras una larga enfermedad que afectó sus riñones durante gran parte de su vida y que ni siquiera un trasplante en 2004 pudo solucionar.

Su carrera forma parte de las grandes páginas de la historia del rugby neozelandés y mundial, tan grandes como el conflicto financiero en el que se encuentra actualmente su familia y que heredarán sus dos hijos.

La Asociación de Jugadores de Rugby de Nueva Zelanda creó el fideicomiso Jonah Lomu Legado Trust, cuyo director ejecutivo, Rob Nichol, describió como una respuesta de empresarios y amigos de Lomu a reconocer la necesidad de apoyar a sus hijos, Dhyreille y Brayley, de seis y cinco años respectivamente.

"No vemos que el período de sucesión vaya a dejar ningún beneficio financiero o de recaudación para su familia", explicó el dirigente, en diálogo con la cadena NewstalkZB, y agregó que "no va a haber ningún gran golpe de suerte".

En julio de 2004, Lomu se sometió a un trasplante de riñón, pero la operación no mejoró su estado de salud

Si bien las grandes estrellas del deporte mundial suelen tener una situación económica más que favorable, el caso del ex All Black es más que particular, ya que parece haber sido víctima de su propia generosidad, la cual creció a costas de su situación y la de su familia.

"Era un hombre orgulloso y no quería ser una carga para otros o ir y pedir ayuda, a pesar de que la gente quería ayudar", contó Nichol.

Además de su gran solidaridad, el tratamiento de diálisis es muy costoso para cualquier persona y esto generó que los números de sus cuentas pasasen a rojo: "La gente ha creído o asumido que él había sido capaz de ganar muy buen dinero en sus últimos 10 a 15 años, pero su enfermedad y el tratamiento que ha tenido que pasar habían perjudicado gravemente su capacidad para generar ganancias".

 AFP 163
AFP 163

En 2011 su cuerpo rechazó el órgano que había recibido siete años y medio antes, y su estado de salud comenzó a deteriorarse. A pesar de un segundo intento de cambio de riñón, el esperado trasplante nunca llegó.

Por otra parte, el Jonah Lomu Legado Trust excluye a la madre de ambos niños, Nadene, tercera esposa de Lomu, como beneficiaria o administradora de cualquiera de los fondos. Sin embargo, está habilitada para ayudar a aumentar la recaudación de dinero para sus hijos.

El directivo cree que Lomu no pensaba que su muerte sería tan repentina y que tendría tiempo de solucionar sus problemas financieros para que su familia no los heredara, como finalmente ha ocurrido. Por eso estas donaciones apuntan a "reforzar y garantizar el futuro de sus hijos".

LEA MÁS:

Además, en la entrevista Nichol hizo un balance de la importancia que tuvo el hombre que disputó los mundiales de Sudfárica 1995 y Gales 1999: "Creo que de alguna manera me he beneficiado. Todos los jugadores que juegan hoy en día se han beneficiado, sean neozelandeses, australianos o sudafricanos. Todos sabemos que Jonah era el original". Y concluyó: "Si las personas se han beneficiado, entonces ahora tal vez quieran devolver un poco a un hombre que no era sofisticado o complicado, que no trataba de engañar a nadie, él sólo pasó haciendo lo que hizo y de la mejor manera posible".