163
163

Estado Islámico destruyó el Estadio Olímpico de la ciudad iraquí de Ramadi (capital de la provincia de Anbar) haciendo estallar 3.500 kilos de explosivos, según informaron fuentes de seguridad al diario árabe Elaph.

La impresionante secuencia de la explosión:

 163
163
 163
163
 163
163

Mientras, las fuerzas de seguridad iraquíes intentan recuperar Ramadi, ubicada en la provincia occidental de Al Anbar. En esta segunda jornada de campaña las tropas lograron recuperar el control de dos zonas que estaban en manos del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS).

En una de ellas, Al Sheij Masud, a unos 20 kilómetros al este de Ramadi y considerada la ruta que une esta ciudad con la localidad de Al Jalediya, los combates se saldaron con decenas de bajas en las filas extremistas. El avance hacia Ramadi, se efectúa desde las zonas de Albuiza, al este; Al Tash, al sur; y Zinkur, al oeste de la urbe.

La fuente indicó que las tropas de Bagdad tomaron el control del área de Al Shayar, al noreste de Faluya; y amplias partes de las zonas de Al Saqlauiya y Al Sheiha, al norte; por lo que han llegado a unos 9 kilómetros de la ciudad.

El principal objetivo es recuperar Ramadi, arrebatada al Ejército iraquí por los yihadistas el pasado 17 de mayo en una operación relámpago que forzó la huida precipitada de los soldados iraquíes. Al Anbar es la provincia más vasta de Irak, con cerca de un tercio de su territorio, y es fronteriza con Arabia Saudí, Jordania y Siria.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha intensificado los ataques contra el EI en Ramadi, lanzando un total de 29 ataques aéreos contra 67 objetivos de los yihadistas el domingo. Irak afronta desde junio de 2014 una cruenta guerra contra el EI, que conquistó amplias zonas del territorio y proclamó un califato en territorio de este país y de la vecina Siria.