Reuters 163
Reuters 163

En su último informe, la influyente entidad estadounidense alerta que "la inflación y la escasez se han convertido en un asunto extremo". Asegura que a pesar que el precio promedio del crudo venezolano finalizó en 90 dólares en 2014, la balanza de pagos, que registra los ingresos y egresos, ya estaba bajo presión porque el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) sufrió una fuerte contracción.

El influyente banco calcula que la caída de la economía en 2014 fue de 4%, una cifra que tiene una seria consecuencia en la baja de la demanda doméstica, es decir, el poder de compra del ciudadano venezolano.

JP Morgan habla de una brecha de financiamiento externo de 27.000 millones de dólares en 2015, en caso que el valor promedio del petróleo se mantenga en 50 dólares el barril.

La entidad financiera destaca que esta gigantesca diferencia sólo puede ser cubierta con la venta de activos públicos, toma de créditos a nivel internacional y "asumiendo una fuerte contracción de las importaciones".

 163
163

El banco de inversión espera que Venezuela continúe priorizando el pago de bonos hasta que todas las opciones se agoten, y si bien cree que esos pagos serán cumplidos esto "será a costa del stress económico que probablemente exacerbará las tensiones políticas y sociales; las cuales pensamos demanda extremo cuidado rumbo a 2016".

Desde 2012 el crecimiento del stock de deuda se ha moderado a costa del incremento significativo de la deuda interna en términos nominales, indica el estudio. Aunque aclara que si bien en términos reales los deberes se han mantenido, esto ha sido por la aceleración de la inflación.

Pero como si todo esto fuera poco, los activos del país caribeño se siguen deteriorando como consecuencia de la caída de las reservas internacionales a su nivel más bajo en toda la década, con un promedio de entre 19.000 y 23.000 millones de dólares.

Dos sombras para el chavismo

El informe de JP Morgan habla dos escenarios políticos: el primero de ellos se basa en los recientes sondeos y toma en cuenta que la economía de la nación seguirá cayendo, según el periódico El Nacional.

"Si las elecciones fueran hoy, la oposición tendría el 75% de probabilidades de lograr la mayoría simple en la Asamblea Nacional a pesar de las ventajas institucionales con las que cuenta el oficialista Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV)".

El estudio privado añade que este escenario

podría incentivar un referéndum

contra el gobierno de Nicolás Maduro en 2016. Mientras que en el otro de los panoramas se describe un cambio potencial en el Gobierno antes de las elecciones legislativas.