El sábado que viene, cuando se presente en el Nuevo Monumental de Rafaela para impartir justicia en el partido entre Atlético y Temperley por la octava jornada del campeonato, al día 148 habrá llegado a su fin el durísimo castigo de la Asociación del Fútbol Argentino para Andrés Merlos. Luego de un escandaloso cierre en el partido Lanús 3-Arsenal 2 del pasado 7 de noviembre, con incidencias varias en el tiempo de descuento, al juez le llegará de nuevo su chance de mostrar sus condiciones en la máxima categoría.


En aquella noche del Sur, el conjunto local anotó el empate cuando se habían cumplido los cinco minutos de adición, lo que despertó la reacción de Martín Palermo, el entrenador que resultó expulsado. Pero no conforme con eso, el juez agregó otros tres minutos y allí arribó el tercer tanto del elenco dueño de casa, que lo dio vuelta cuando parecía que se bajaba definitivamente de la pelea por el título. Los del Viaducto explotaron de furia.


Producto de ese lío, las autoridades de la calle Viamonte tomaron la decisión de "sacarlo de circulación" al referí, aunque incluso se barajó la opción de darle por concluida la trayectoria profesional. Y en el inicio de la temporada 2015, lo quitaron del freezer para atribuirle responsabilidades en la B Nacional, con partidos como Douglas Haig-Juventud Unida de Gualeguaychú, Instituto-Boca Unidos, Los Andes-Chacarita, Patronato-Estudiantes de San Luis, Atlético Paraná-Atlético Tucumán y Gimnasia de Mendoza-Independiente Rivadavia.


Este lunes, con el correspondiente sorteo de jueces para los encuentros de la fecha próxima, la "Casa Madre" de la actividad doméstica sorprendió con la inclusión de Merlos, que deberá responder dentro de la cancha para alejar las dudas del pasado y consolidarse como uno de los referentes del arbitraje nacional.




TODAS LAS DESIGNACIONES PARA EL FIN DE SEMANA

  • dir="ltr">

    Viernes 3 de abril
    Sarmiento-Belgrano (Mariano González)
    Estudiantes-Racing (Pablo Lunati)