La Plata: casi en secreto, juró el magistrado elegido por el Gobierno para un juzgado clave

Laureano Durán se presentó este mediodía ante la Cámara Federal. Afín al kirchnerismo, reemplazará al fallecido juez electoral Manuel Blanco. La oposición denunció un "plan sistemático de coacción de la Justicia"

  162
162

En una reunión casi en secreto, este mediodía el juez afín al gobierno nacional, Laureano Durán, juró ante la Cámara Federal para ocupar el cargo vacante en el Juzgado Federal 1 de La Plata.


Aunque todos los candidatos presidenciables de la oposición se manifestaron en contra, Durán fue nombrado en el Tribunal que controla las elecciones en la provincia de Buenos Aires.


En una decisión dividida, la Cámara Federal de La Plata apoyó en una acordada la designación de un secretario como juez subrogante, con el argumento de que no es correcto cargar a otros magistrados con más tareas. El juzgado 1 tiene la competencia electoral de la Provincia y estaba a cargo de Manuel Blanco, quien falleció a principios de septiembre pasado.


Su designación generó especulaciones y el rechazo unánime de la oposición, que lo resiste porque no contaría con las condiciones para ocupar ese lugar clave. La elección en la provincia de Buenos Aires implica casi el 40% del electorado general y nombrar a una persona que responde a una agrupación política es tender sobre los comicios un manto de sospecha.


En este marco, fue el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien esta mañana en su tradicional rueda de presa negó categóricamente la imposición de Durán. "Pretender decir que el oficialismo está generando la designación de un juez para manipular un resultado electoral es un insulto de la oposición", sentenció.


Así, el funcionario les respondió a los principales referentes de la oposición, que ayer se mostraron juntos para acusar al Gobierno de llevar adelante "un plan sistemático de coacción de la Justicia argentina" tras la designación de Durán.