Amenazaron a un periodista que investigaba el narcotráfico en Rosario

Germán de los Santos, corresponsal del diario La Nación, recibió llamadas intimidatorias. Entidades de prensa manifestaron su preocupación. El gobierno provincial dispuso su custodia permanente

Guardar

Nuevo

  162
162

Una vez más un periodista vuelve a ser víctima de amenazas de muerte por su trabajo. En este caso se trata de Germán de los Santos, quien se desempeña como corresponsal de los diarios La Nación y El Litoral en Rosario, además de ser editor en el semanario Cruz del Sur y columnista de Radio Dos de Rosario.

De los Santos recibió tres llamadas telefónicas en la que advertía por su suerte y la de su familia. La voz tenía "fuerte acento colombiano", dijo una fuente del caso a la agencia DyN.

Las amenazas –que no son las primeras de las que fue objeto– llegaron luego de una serie de artículos en los que el periodista abordaba la problemática del narcotráfico y la violencia que afectan a Rosario y buena parte de Santa Fe.

El periodista confirmó a Infobae el hecho en momentos en que se encontraba en los tribunales locales para radicar la denuncia. Lo hizo acompañado de miembros del Sindicato de Prensa Rosario (SPR) ante el fiscal federal, Mario Gambacorta. Fuentes consultadas por este medio que se habían comunicado con él temprano dijeron que temía por su seguridad.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación, así como el gobernador Antonio Bonfatti, se comunicaron con él para manifestarles su solidaridad. Y el ministro provincial del área, Raúl Lamberto, dispuso una custodia permanente en su vivienda.

En una nota, el SRP manifestó su "más enérgico repudio" y expresó "su gran preocupación por la amenaza. Similar fue la reacción de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que exhortó "a las autoridades de esa provincia a investigar los hechos e identificar y condenar a los responsables antes de que debamos lamentar hechos de mayor gravedad". En tanto, la Fundación LED remarcó que "constituyen claras limitaciones a la libertad de expresión y de prensa".

El hecho ocurrió luego de que el sábado la casa del corresponsal de La Nación en Santiago del Estero, Leonel Rodríguez, fuera atacada con pintura y amaneciera con un pequeño féretro con tierra y sal gruesa en la puerta, en un hecho por el que se responsabilizó al entorno del intendente de La Banda.