"Me duele mucho estar afuera pero quiero volver"

, así de claro arrancó hablando

Emmanuel Gigliotti

al ser consultado por su ausencia en el equipo titular. Pero no se quedó en eso, sino que fue por más:

"Por supuesto que estoy re caliente y le quiero demostrar al técnico que quiero jugar

, aunque a algunos les moleste escucharlo.

Otros dirían que están contentos desde afuera apoyando, pero mentiría si lo dijera".

Imprimió total franqueza y habló sin cassette.



De todas formas, no dejó de apoyar el ciclo de

Rodolfo Arruabarrena

, quien parece ser que prefiere optar por jugadores de otras características como Jonathan Calleri y Andrés Chávez. "No pregunto cuando juego y menos cuando no;

¿si a mi no me vino bien el cambio de técnico? No importa, porque las cosas mejoraron

", comentó el "Puma", reconociendo que con el "Vasco" el plantel tiene un diálogo más fluido porque

"es más joven y muy abierto".


Si bien el promedio de gol es incomparable con Martín Palermo, teniendo en cuenta que le tocó ser uno de sus herederos, no lleva una mala marca: "Quizás estoy entre los 3 ó 4 que más hicieron goles en los últimos 20 años del club, sorprende eso". Y sacó pecho en

TyC Sports

: "Con Vélez ayudé a definir el partido y con Olimpo pude convertir. Quiero conseguir lo máximo con Boca, pero yo también tengo ambiciones personales".



¿Qué será de su futuro?

Gigliotti no piensa en otra cosa que en el presente "xeneize", por eso descartó hablar de qué rumbo tomará en diciembre y ni se le cruza por la cabeza creer que no va a retomar la titularidad: "Tuve una buena posibilidad económica para irme en junio pero me quedé acá. No pudimos obtener resultados y eso es lo grave, tal vez hubiera sido otra historia si se hubieran logrado desde mi llegada".



Por último,

y desmintió que hayan acelerado la salida de Carlos Bianchi del club:

"No esperaba que se fuera, soy uno de los que quedó más dolidos por eso. Da bronca y es ridículo que digan que le hicimos la cama, es una locura".