Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

"Resulta paradójico que cuando ya logramos que las enfermedades transmisibles disminuyan su amenaza y las crónicas no transmisibles cuenten con enfoques claros que mejoran su prevención y tratamiento –lo que ha permitido generalizar la prolongación del promedio de vida y mejorar la calidad de la sobrevida en casi todos los países del mundo–, el ser humano, en su adicción a las drogas y también al alcohol y al tabaco, se empeñe en su autodestrucción".

Con esas palabras, Roberto Pradier, Presidente de la Academia Nacional de Medicina dio inicio a la charla que tuvo lugar la tarde del martes en el Salón Biblioteca de esa institución. Presentación de la que también fue parte Gregorio Badeni, Presidente de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires.

Badeni aseguró que la "mayor intensidad" con que se desenvuelve la droga en el país se debe en cierta parte a la "indiferencia social". Según explicó, es de destacar la "ausencia de políticas gubernamentales coherentes para prevenir, reducir y desterrar la drogadicción. Es uno de los mayores fracasos experimentados por la actividad estatal, al igual que en otras áreas tan sensibles como en salud y educación".

"El análisis de estos factores exógenos que alteran las conductas y los valores nos permitirá incursionar en su regulación normativa en la Argentina, y en la deficiente o equívoca interpretación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación mediante una jurisprudencia incoherente", expresó.

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Jorge Vanossi, orador por parte de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales, aseveró que "la drogadicción y el narcotráfico son dos de las caras del problema", aunque debe reconocerse que ello trae aparejado problemas como "instigaciones, complicidades, encubrimiento, autorías intelectuales, autores materiales, hasta organizaciones internacionales", lo que refiere a "muchos intereses creados".

Según explicó, el hecho de que la Argentina se haya convertido en un ámbito de consumo fuertemente generalizado se debe al "inevitable proceso de dejación del Estado", reflejado en "el nivel de ineficiencia general de las instituciones y el volumen de ineficacia particular que denotan los órganos de control".

"Si no hay una penalización en todas las etapas, se llega al extremo del cultivo en la propia casa"

"Tiene que recaer una penalización en todos los tramos que existan y comprendan el ciclo complejo de la adicción como punto final y del narcotraficante y la producción como punto inicial", aseguró respecto de la necesidad de hacer cumplir las penas en todos los niveles. "Si no hay una penalización en todas las etapas, se llega al extremo del cultivo en la propia casa, que por supuesto nada vale para ello invocar el artículo 19", detalló y aclaró que "las acciones privadas que protege ese artículo de ninguna manera pueden admitirse que sean aplicables para consagrar una especie de derecho a la autodegradación de la persona humana".

"No conozco a nadie que haya violado, matado, herido o atentado como consecuencia del tabaquismo, pero sí como consecuencia de la droga", afirmó al momento de tildar de "ridículo" el hecho de que haya tantas propagandas en contra del consumo del tabaco y no las mismas acciones respecto de las adicciones vinculadas a otras drogas.

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

En tanto, Horacio Sanguinetti, de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, se refirió a las adicciones en el ambiente educativo, afirmando que "la posibilidad de que la escuela contenga al chico adicto es muy compleja y delicada. No basta con echarle al pibe un sermón con los problemas de los abusos", aclarando que también es un tema que debe ser planteado en el hogar.

"Es tiempo de acompañar a los hijos. Y en ese momento tiene que haber una ejemplaridad"

"La familia ha desertado bastante de la función formativa, de la función educativa en general. Los padres están muy disipados, ambos. La única forma de demostrarle amor a una persona, como decía Bernard Shaw, no es gastar dinero en ella, es gastar tiempo con ella. Es tiempo de acompañar a los hijos. Y en ese momento tiene que haber una ejemplaridad", afirmó.

El licenciado Horacio Reyser, por la Academia nacional de Periodismo, fue tajante al asegurar que "las noticias más recientes son realmente desalentadoras y nos mueven a pensar que la lucha contra las drogas está perdida". Para ello destacó que "el aumento del consumo, el crecimiento del narcotráfico, y fracaso de las estrategias que han adoptado los distintos países del mundo forman parte de la mayoría de los análisis que se hacen en los ámbitos más variados".

"La realidad cruel de la droga nos toca de cerca a través de un familiar, de un amigo, un empleado o hasta un jefe", explicó Reyser, al preguntarse si "estaremos enfocando adecuadamente el problema". A la vez que planteó el problema desde el punto de vista económico, sobre la base de una investigación que se hizo en los Estados Unidos. Allí se explicaba que "el abaratamiento de las drogas que resultaría de la legalización plena podría provocar alzas en el consumo, pero también llevaría a menores tasas de adicciones y tal vez a menos drogadictos, al facilitar el acceso a programas de asistencia".

Expresó Reyser que este mensaje que se da desde la investigación es "te permito que te drogues, pero no te preocupes porque te doy los recursos para asistirte", y se preguntó si "alguna vez estas personas habrán estado cerca de un chico o cualquier persona que consume o su familia. Si están verdaderamente familiarizados con el sufrimiento que padecen".

"El problema de las adicciones no está en la droga, sino en las personas que las consumen"

"¿Alguna vez habrán tocado bien de cerca a estas personas?", continuó con las preguntas, a la vez que expresó claramente que "el problema de las adicciones no está en la droga, sino en las personas que las consumen. Sólo ellas y los afectos más cercanos son los que sufren la esclavitud de la droga".

Según su impresión, "debemos trabajar fuerte por la inclusión social y crear espacios de contención que nos permitan establecer vínculos fuertes y confiables con la comunidad", donde "los más débiles sientan que nos los excluimos ni los estigmatizamos", que "estamos dispuestos a recorrer el camino con cada uno de ellos".

"La extrema pobreza, la falta de acceso a la salud, de la educación y al trabajo" son los tres pilares sobre los cuales las personas intentan evadirse de la realidad, expresó. "Y hay que decirles claramente a nuestros chicos que no se droguen. Que la droga es sinónimo de muerte".

Representando al Equipo Para la Prevención de Adicciones (EPPA), Juan Pablo Berra destacó la falta de políticas públicas y "el enorme desafío ante la problemática que nos toca vivir", al recordar un estudio en que colaboró a elaborar, donde se vio reflejado que "solamente realizan algún tipo de tratamiento –grupos de autoayuda, psicólogos, psiquiatras– el 2% de los adictos" y "el porcentaje de rehabilitación en nuestro país es del 10% de ese 2%".

"Solamente realizan algún tipo de tratamiento el 2% de los adictos"

"Sepan que dentro de 10 años, la marihuana y la cocaína habrán prácticamente desaparecido, porque estarán instaladas para siempre las drogas sintéticas, de mucho más fácil comercialización y producción", explicó basado en datos de la ONU.

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Para el cierre, Hermenegildo Sabat, Presidente de la Academia Nacional de Periodismo, declaró que la institución que representa "ha sido honrada al participar en este ciclo", y aseguró que "ningún tema requiere mayor urgencia, y nadie puede sugerir indiferencia".

"Nuestra institución estará atenta a las sugerencias recibidas y procurará inyectar ideas que permitan desnivelar y anunciar un triunfo en la desigual lucha que plantea el formidable comercio y el uso abusivo de las drogas", cerró.