163
163

El grupo insurgente islamista Al Nusra, miembro del frente rebelde que enfrenta a Bashar Al Assad en Siria, acaba de proclamar la creación de un emirato en las zonas del país que controla, después de que los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) proclamaran un califato días atrás.

Al Nusra y EIIL, ambas organizaciones islámicas con vínculos con Al Qaeda, han extendido sus zonas de influencia en el último período, en un contexto de fuerte inestabilidad y crisis tanto en Siria como en Irak. Ambas han avanzado a través de la conquista de pueblos estratégicos, lo que les valió, en el caso de Siria, una mayor fragmentación en el frente rebelde.

El EIIL, que controla las provincias de Deir Ezor y Raqa, en el norte y este de Siria, lanzó el 9 de julio una fulgurante ofensiva en Irak, que le permitió hacerse con amplios territorios del este y del norte de ese país. Antes de esto, la organización iraquí había proclamado la creación de un califato en los territorios bajo su control, desde la ciudad siria de Alepo hasta la provincia iraquí de Diyala.

Por su parte, desde el 11 de julio circula en la web un audio atribuido al líder de Al Nusra, Abu Mohamed Al Jolani, en el que anuncia la creación de un emirato en sus territorios.

"Llegó la hora, oh amados, de crear un emirato en el Levante"

"Llegó la hora, oh amados, de crear un emirato en el Levante", declaró Al Jolani, y agregó que sus límites serán "el régimen, quienes exageran (el EIIL), los corruptos (los rebeldes)" y los kurdos.

Días después del anuncio, estallaron combates hacia adentro del frente rebelde, entre EIIL y Al Nusra, que hasta el momento habían sido aliadas en la guerra contra el régimen de Bashar Al Assad, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Los enfrentamientos entre Al Nusra y los yihadistas comenzaron a principios de julio, pero la batalla más sangrienta tuvo lugar hace una semana en la región de Jisr al Shughur, en la provincia de Idleb", indicó el jueves a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, con sede en Gran Bretaña.

Esta batalla dejó "decenas de muertos" en las filas de Al Nusra y del Frente de Revolucionario de Siria (FRS), una coalición de insurgentes.

Opositores sirios afirman que Al Nusra se debilitó mucho en los últimos meses luchando contra EIIL y que ahora procura extender nuevamente su influencia.

Según Abu Yasmin, un rebelde de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, "Al Nusra está en crisis. Su anuncio de (...) un emirato es un modo de atraer a nuevos yihadistas a sus filas. En el terreno, está impulsando la creación de un emirato bajo su exclusivo control", agregó.

Al Nusra surgió en Siria hacia fines de 2011, un año y medio antes de la aparición de EIIL. Contrariamente a este último grupo, Al Nusra se integró a la rebelión y reivindicó importantes ataques contra el régimen.

La guerra que ha devastado al país y

costó la vida a más de 170.000 sirios expulsó de sus hogares a nueve millones de personas hasta el momento.