AFP 163
AFP 163
 163
163

Tras declarar el califato, el grupo terrorista Estado Islamista de Irak y Levante (EIIL) exigió lealtad al mundo musulmán. Gracias a su brutal avance, el ISIS logró hacerse de una gran porción de territorio, borrando la frontera entre Irak y Siria, lo que le permitió sentar las bases de su "Estado". Sin embargo, la célula terrorista busca expandir sus alcances.

La organización exhibe en un mapa las zonas que busca controlar dentro de un plazo de cinco años. Las mismas incluyen a España, los estados de los Balcanes, Medio Oriente, África del Norte y grandes zonas de Asia, según consigna Daily Mail.

Desde siempre los extremistas musulmanes han añorado recrear el estado islámico, que gobernó Medio Oriente, África del Norte y otras porciones del mapa mundial a lo largo de 1.400 años del islam.

En su afán de conquistar gran parte de ese territorio, el ISIS logró hacer en Siria e Irak lo que Al Qaeda no pudo: trazar una franja de territorio en el corazón del mundo árabe y tomar el control.

"Este anuncio representa una enorme amenaza para Al Qaeda y para su liderazgo en la causa jihadista internacional", apuntó el investigador Charles Lister.

Si bien se desconoce aún cuál puede ser el impacto que tendrá esta declaración territorial, algunos expertos señalaron que se pueden avecinar conflictos internos entre los militantes sunitas que han unido fuerzas con el EIIL en su lucha contra el gobierno chiíta del primer ministro Nouri al-Maliki.

El especialista sobre esta red terrorista, Aymenn al-Tamimi, remarcó que "la perspectiva de las luchas internas en el Irak se ha incrementado". "Ahora los insurgentes en Irak no tienen excusa para trabajar con ISIS si tenían la esperanza de compartir el poder con ISIS", agregó.

La declaración de la creación del estado islámico se produce en momentos en que el gobierno de Irak trata de arrebatare el territorio que ha perdido a los jihadistas sunitas.

Además de su expansión territorial, el vocero del grupo terrorista también señaló que se le debe lealtad al jefe supremo, Abu Bakr al-Baghdadi, y añadió que desde ahora pasarán a llamarse Estado Islámico, retirando así las menciones de Irak y de Levante.

"Escuchan a su califa y le obedecen. El Estado, que crece cada día", declaró un vocero del ISIS.