Nueva Chicago cumplió el objetivo del ascenso

a la B Nacional la jornada anterior, cuando venció como visitante a Colegiales en Munro y consumó un nuevo campeonato para comenzar a acomodarse en el fútbol argentino luego de varios meses de sufrimiento. Sin embargo, en la despedida frente a Comunicaciones, que finalizó con la derrota 1-0,

se dio un hecho prácticamente inédito en el país en el marco profesional

.


Christian Gómez, ídolo absoluto de la entidad de Mataderos con 39 años, tuvo el "gustazo" de compartir algunos minutos en la cancha con su "Heredero", Gabriel Gómez, que con 17 es una de las máximas promesas del club "verdinegro". Si bien fueron cinco minutos y algo más, que básicamente no brindó tiempo para cambiar el desarrollo del encuentro, el episodio quedará en la historia. Ambos se fueron ovacionados y emocionados.