DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162

A Elisa Carrió le gusta patear el tablero. No es de los dirigentes que predican "con el cassette"; prefiere salir del molde, polemizar, ir contra la corriente. Y cada tanto sorprender. Eso hizo hoy desde Mar del Plata cuando, junto al senador radical Ernesto Sanz, admitió que sueña con gobernar la provincia de Buenos Aires.

"Tengo un sueño de ser gobernadora de la provincia de Buenos Aires. No puedo porque no cumplo los requisitos, pero cuando me traslade a Capilla del Señor quiero ser la gobernadora, porque acá está la causa y el origen de los peores males de la Nación, por la corrupción y el narcotráfico y la complicidad del PJ en todo esto", dijo.

La líder de la Coalición Cívica, espacio que esta semana se unió con el radicalismo, el socialismo y otros tres partidos en el Frente Amplio UNEN, reconoció que también pretende ser juez anticorrupción. "Solo diez meses quiero que me dejen", precisó.

En enero la diputada sugirió que podría competir en 2015 por la Jefatura de Gobierno porteña. "En marzo del año que viene voy a decidir qué hago", indicó. Esa posibilidad –favorecida tras el apoyo que recibió en las legislativas de octubre– ganó fuerza desde entonces. Incluso los operadores que negociaron un acercamiento entre el flamante frente y el PRO lo estudian.

"Hoy no soy candidata para ser presidenta"

Cuando puso sobre la mesa su eventual candidatura a la Ciudad, Carrió todavía evaluaba una nueva postulación a la Presidencia. Hoy esa opción parece desechada. "Hoy no soy candidata para ser presidenta porque he privilegiado este proyecto en toda la Argentina y creo que lo más importante hoy es que se instalen todos los candidatos", dijo junto a Sanz, quien en cambio no oculta su propia aspiración. "Tratamos de abrir el espacio UNEN, pero no compitiendo con candidaturas durante todo este año. Este es el año de la unión del fortalecimiento del espacio", añadió.

Así, la dirigente parece haber cerrado la puerta del camino a la Casa Rosada. Al menos por ahora. Astuta, en esta oportunidad abre una nueva ventana en un lugar donde, de momento, el Frente Amplio UNEN no tiene una figura de peso que le pueda disputar el poder al peronismo.