Insólita equivocación en Italia: le implantaron a una mujer dos embriones que eran de otra

El miércoles de la semana pasada, la Fiscalía de Roma abrió una investigación sobre el insólito error cometido en el reconocido hospital Sandro Pertini, a donde el 4 de diciembre de 2013, cuatro parejas concurrieron para someterse a un tratamiento de reproducción asistida. Las cuatro mujeres consiguieron quedar embarazadas, aunque una abortó al poco tiempo. La historia generó una fuerte polémica en Italia y puso en un dilema bioético a la justicia.


Tres meses después de realizar el procedimiento, una de las mujeres embarazadas se hizo un test genético para detectar anomalías prenatales y se descubrió que los gemelos que esperaba no tenían sus genes ni los de su marido. Las tres parejas restantes entraron en pánico, ya que creyeron que podrían estar gestando embriones que no les correspondían. La denuncia fue presentada por una de las parejas que se sometió al tratamiento, la que sufrió un aborto.


Al matrimonio le intercambiaron los embriones y recibieron los de otra pareja. El conflicto se agravó aún más, ya que decidieron continuar con el embarazo y quedarse con los bebés, pese a que biológicamente no son de ellos. "Si mi clienta hubiera deseado abortar, ya lo habría hecho", dijo su abogado. En contraposición, la pareja a la que sí le correspondían los embriones, está convencida de que los gemelos son sus hijos y los reclaman. "Si las pruebas demuestran de forma incontestable que los gemelos nacen de un embrión de mis clientes, éstos harán todo lo posible por tenerlos, porque los consideran hijos suyos", dijo su representante.


El diario La Stampa entrevistó a la denunciante, quien contó que se sintió a punto de "morir" cuando se enteró que otra de las mujeres implantadas el mismo día que, quedó embarazada de gemelos y se enteró que no son suyos. "Tuve un sobresalto y pensé que esos embriones podrían ser míos. En ese momento llamé a un abogado y le dije: 'Si esos hijos son míos, los quiero'. No quiero a hijos de otros, pero si esos embriones son míos, nada me separará de ellos", aseguró.


Un comité ad hoc presidido por el genetista y rector de la Universidad de Tor Vergata, Giuseppe Novelli, sostuvo que la mujer embarazada de gemelos no es la mamá biológica de los embriones que lleva en su vientre. La ministra italiana de Salud Pública, Beatrice Lorenzin coincidió: "Los hallazgos recientes demuestran la hipótesis planteada. Hubo un error humano causado por la casi homonimia de los apellidos de dos pacientes –una similitud de las letras– y también en la calidad insuficiente de los procedimientos de seguridad", dijo la funcionaria.

Además, agregó que se deben realizar inspecciones en todos los centros, ya que hay que "dar paz y tranquilidad" a las parejas que tienen y pueden hacer uso de un tratamiento de este tipo para tener hijos. "Los que cometen errores tiene que pagar", agregó.