"La República Cannábica de Uruguay", así se llama el informe de Krishna Andavolu, el corresponsal de Vice en América Latina. Por ahora, sólo se conoce el tráiler, pero la imagen de José Mujica detrás de la humareda promete causar revuelo.

Uruguay se convirtió, en diciembre pasado, en el primer país en aprobar el control del mercado del cannabis, un proyecto promovido por el presidente José Mujica. La denominada Ley de Control y Regulación de la Marihuana y sus derivados fue aprobada el 10 de diciembre en el Senado con el objetivo de quitarle el negocio al narcotráfico. Entre otras cosas, dispone que el Estado provea hasta 40 gramos mensuales de cannabis a las personas que se inscriban en un registro.

Krishna Andavolu se reúne con José Mujica para "prenderse uno"  

Según la norma, los mayores de 18 años podrán acceder a la droga mediante el autocultivo, clubes de consumidores o comprándola en farmacias, en todos los casos con límites y previo registro ante el Estado. El Gobierno estima que en septiembre salga la primera partida de producción de cannabis para el mercado interno.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU señaló, en su  informe anual, que la ley uruguaya que regula la producción, venta y consumo de marihuana vulnera los tratados internacionales sobre drogas y "marca una tendencia peligrosa". La Convención de 1961 sobre drogas -adoptada por 186 países, incluido Uruguay- sólo contempla el uso del cannabis para fines médicos y científicos, por lo que cualquier uso recreativo, como el que prevé la ley uruguaya, se sale de lo acordado.

"En el camino, Krishna Andavolu se reúne con José Mujica para 'prenderse uno' y hablar de la meta del presidente: un pollo en cada olla, un coche en cada garaje y seis plantas de cannabis por hogar", reseña el sitio web como venta del informe.