El oficialismo aprobó una pensión para presos políticos y postergó la ayuda para familiares de soldados

La doble vara del Congreso. Esta semana, el oficialismo impuso una pensión de por vida para presos políticos, entre quienes se encuentran varios dirigentes de sus filas. Percibirán el doble de una jubilación mínima. Estaba previsto que en la misma sesión se tratara un proyecto para indemnizar a familiares de soldados formoseños asesinados en la denominada "Operación Primicia", sin embargo la presidente del bloque kirchnerista, Juliana di Tullio, pospuso la discusión para 2014.

Los periodistas Ceferino Reato y Silvia Mercado abordaron el tema en InfobaeTV. Explicaron que por un lado los legisladores avanzaron con una polémica pensión de por vida para quienes fueron detenidos políticos -y ya habían sido resarcidos por ello-, y por el otro postergaron un resarcimiento a las víctimas del ataque de Montoneros en Formosa, en 1975. Este asalto está muy descripto en el libro Operación Primicia, que relata los pormenores del ataque organizado por los guerrilleros a un cuartel formoseño en pleno gobierno constitucional de Isabel Perón.

Allí, el escritor resalta que la irracionalidad del ataque se perpetuó hasta el día de hoy, debido a que los terroristas y los soldados muertos en ese ataque, el primero que hacía Montoneros a una dependencia militar, tuvieron un trato muy distinto en democracia, principalmente en los últimos gobiernos.

Reato reveló en InfobaeTV que al trascender el acuerdo entre el kirchnerismo y la oposición para aprobar dos leyes (una para indemnizar a los soldados muertos en aquel ataque de Montoneros, y por otro lado, la pensión para los ex presos políticos) hubo quejas de quienes entendían que se estaba reinstalando la teoría de los dos demonios.

A mediados de noviembre, la Cámara alta votó afirmativamente y giró a Diputados el proyecto que establece una reparación económica por única vez a los familiares de los militares asesinados. Sin embargo, la iniciativa no corrió la misma suerte en Diputados.

Reato contó que el kirchnerista Carlos Kunkel y el diputado formoseño Ricardo Buryaile habían acordado, en un "toma y daca", el tratamiento de ambos proyectos, pero la jefa del bloque K, Juliana Di Tullio, pidió sólo el tratamiento sobre tablas del beneficio para los ex presos políticos. De esta forma, la otra iniciativa quedó para marzo del próximo año.

Kunkel, Zannini, Gerardo Ferreyra, Jorge Taiana y Gullo son algunas de las 10 mil personas que se verán beneficiadas con el proyecto votado por el Congreso a favor de los presos políticos.