El déficit fiscal de los primeros siete meses de 2013 fue un 22% superior al del año pasado

Los ingresos totales de julio fueron de 87.082,6 millones de pesos, un 35 por ciento más que un año atrás, mientras que los gastos llegaron a 86.278,7 millones de pesos, lo que implica un alza interanual de, también, un 35 por ciento.

Si a los gastos se le suman los 3.528 millones de pesos que se pagaron de intereses de deuda, el déficit fiscal de julio alcanzó los 2.725 millones.

En tanto, el resultado primario -previo al pago de intereses de la deuda- arrojó un superávit de 803,5 millones de pesos, un 52 por ciento más que en julio de 2012.

En siete meses, el saldo primario trepó a 5.530,7 millones de pesos, un 2,1 por ciento por encima del mismo período del año anterior.

De esta forma en siete meses el fisco acumuló un rojo de 16.514,3 millones de pesos, un 22 por ciento más comparando con el mismo período del año pasado.