AP 162
AP 162

BlackBerry vuelve a ser noticia tras el fracasado lanzamiento de su Messenger para Android y iPhone. Pero esta vez, las novedades son más importantes: la compañía será adquirida, dejará de cotizar en Bolsa y se abrirá una "excitante etapa para la empresa, sus clientes, operadoras y empleados".


La operación, de acuerdo con una nota enviada a inversores, será cerrada durante noviembre.


Fairfax, de origen canadiense, es actualmente dueña del 10% de las acciones de BlackBerry y bajo los términos del acuerdo comprará en efectivo el 90% restante. Los u$s4.700 millones equivalen a u$s9 por acción.


Un consorcio que incluye a Merrill Lynch y BMO Capital Markets sacaría a la compañía de la bolsa y la volvería privada, según el comunicado.


Prem Watsa, CEO de Fairfax, dijo que "la transacción abrirá un excitante período para BlackBerry, sus clientes, operadoras y empleados. Inmediatamente podremos dar valores a los accionistas, mientras continuamos con una estrategia a largo plazo como una compañía privada enfocada en entregar mejores soluciones al mercado corporativo".


Pero la irrupción de gigantes como Samsung y Apple cambiaron las reglas del juego.


La decisión de dejar de cotizar en Bolsa es comparable a la de Dell, donde su fundador Michael Dell, anunció que pagará u$s25.000 millones para abandonar Wall Street y centrarse en computadoras y tabletas.


El viernes, BlackBerry había informado que tendría una pérdida operativa de unos u$s950 millones a u$s995 millones para el trimestre terminado el 31 de agosto.