162
162
 162
162
 162
162

"Estoy sentado con alguien que dice que es tu amigo. ¿Qué le digo?", el senador por la Pampa, Carlos Verna, tenía a Sergio Massa del otro lado de la línea telefónica. El intendente de Tigre, sorprendido, no perdió tiempo y le preguntó quién era ese supuesto amigo. Son tiempos en que al ex jefe de Gabinete de la Nación le aparecen amistades en todos los lugares.

"El Lole, su banca está al lado de la mía. Te quiere saludar", respondió Verna. Así, hace poco más de una semana, se gestó la piedra fundacional de la cumbre que se realizó ayer en San Nicolás. "Lo que quieras, me decís y lo hacemos", fue el mensaje contundente que el ex gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, le dio al principal candidato del Frente Renovador, con Verna como testigo directo. A diferencias de otras idas y venidas, esta vez, el santafesino no puso condiciones, no pidió reserva, ni hizo amagues.

Massa le dio las coordenadas y Reutemann cumplió. Llegó al lugar del encuentro 15 minutos antes. La amistad de ambos empezó en las inundaciones de Santa Fe, en el año 2003, cuando Massa, como titular de la Anses, se mudó a tierras santafesinas durante más de 20 días para colaborar con las tareas de recuperación. Desde ese momento, hace ya diez años atrás, ninguno de los dos perdió el contacto con el otro. En San Nicolás se demostró.

El encuentro, que duró más de cinco horas, incluyó charla privada y almuerzo entre Reutemann, Massa y los jefes de las asociaciones rurales que integran la Mesa de Enlace: Luis Miguel Etchevehere (SRA), Eduardo Buzzi (FAA), Rubén Ferrero (CRA) y Carlos Garetto (Coninagro).

Es la primera vez en cinco años que Reutemann da una señal política, fuera de candidaturas o posicionamientos propios y es una señal clara hacia dentro del peronismo tradicional. También participaron los compañeros de lista de Massa, Felipe Solá, Adrián Pérez e Ignacio de Mendiguren, los asesores económicos Martín Redrado, Ricardo Delgado y Miguel Peirano y los intendentes de Olavarría, José Eseverri; Hurlingham, Luis Acuña y San Miguel, Joaquín De la Torre.

 162
162

Uno de los anfitriones fue el candidato a diputado provincial, Lisandro Bonelli, que fue quien abrió las puertas de la estancia  que sirvió como escenario. Bonelli es el sobrino del ex ministro de Salud y actual embajador en Chile, Ginés González García y es uno de los referentes de la segunda sección electoral.

Reutemann se mostró cómodo y fue contundente en su visión política. "El actor político del país más importante, después de la Presidenta, está sentado acá con ustedes. El paso que ustedes están dando es muy grande", les dijo el Lole a los miembros de la Mesa de Enlace y los intendentes. Luego miró a los jefes comunales y se sumó al proyecto: "Tenemos que trabajar para que Sergio saque más del 45% de los votos".  Reutemann aseguró que la forma en la que observa que se mueve el jefe del Frente Renovador "es lo más parecido" a él que vio en la política.

Massa habló con los miembros de la Mesa de Enlace. Detalló la importancia de la competitividad y aclaró que "hay puntos" en los que sabe que "no se pondrán de acuerdo" pero que eso se soluciona con un equilibrio entre el sector "y las políticas de inclusión social". Desde las entidades agrarias coincidieron en que son conscientes que "las retenciones llegaron para quedarse". Se acordó una agenda común para que en los próximos 30 días se ejecuten propuestas para el sector.

Antes de cerrar el almuerzo, Massa, sentado en el centro de la mesa junto a Reutemann, pidió que se levanten las copas. "Acá hay representantes de todos los sectores. Brindemos por una Argentina unida", sentenció el intendente de Tigre. El entusiasmo ya estaba en la mesa. Massa fue el último en irse y saludó a todos, uno por uno. Incluso, Carlos Garetto (Coninagro), quizás el que tiene mas coincidencias con la Casa Rosada, fue el último en irse. Antes de volver a su provincia, el "Lole" le dio un mensaje a su amigo: "Si necesitás que vaya a otro acto, avísame". La campaña arrancó de nuevo y Massa ya puso primera.