AFP 163
AFP 163

La FIFA sancionó a México en 1988 por utilizar a cuatro jugadores que excedían el límite de edad en el clasificatorio juvenil Sub 20, que se realizó en Guatemala, y por eso, la selección mayor no pudo participar ni en los JJOO de Seúl ni en el Mundial de Italia 1990. Hoy, a 23 años de ese acontecimiento histórico para la vida deportiva del fútbol mexicano, el "Tri" quedó al borde del abismo producto de los malos resultados en el hexagonal final de la Concacaf.

Los denominados "cachirules", José de la Fuente Guzmán, Gerardo Jiménez Cantú, José Mata Santa Cruz y Aurelio Rivera Bueno, fueron los nombres de la discordia que convocó el entrenador Francisco Avilán. Todos ellos, mayores de 19 años, quedaron envueltos en la etapa más oscura en la historia de la selección azteca. Al igual que dirigentes de la Federación Mexicana de fútbol, quienes fueron suspendidos de por vida por la Concacaf.

Sólo por motivos extradeportivos se podía imaginar a México fuera de un Mundial, después de convertirse en un clásico tras EEUU 94, Francia 98, Corea-Japón 2022, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, pero camino a Brasil ocurrió lo inesperado. El "Tri" sumó 8 de los 24 puntos que disputó en el hexagonal final y el equipo cayó a la quinta posición, a falta de dos partidos, tras caer frente a Honduras en el estadio Azteca y en Columbus, ante Estados Unidos (2-0).

 AP 163
AP 163

Los desaciertos del entrenador "Chepo" De La Torre, que fue cesado del cargo después de la victoria hondureña el último viernes, y la falta de respuesta de los jugadores dejaron en jaque al conjunto mexicano. Ahora, la pelea está centrada en ganar el cuarto puesto para jugar la clasificación en un repechaje frente a Nueva Zelanda. Posición que se dimitirá mano a mano ante Panamá, que tiene los mismos puntos, el próximo 11 de octubre en el DF.

 AFP 163
AFP 163

La prensa mexicana es pesimista en llegar al tercer puesto; aunque den las matemáticas, dependen de una caída de Honduras. Y las críticas se acrecentaron después del arribo del plantel al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde los jugadores escaparon a los micrófonos. Mientras tanto, la federación busca en Víctor Vucetich, Tomás Boy y Miguel Herrera un DT salvador. No quieren mirar el Mundial por televisión, como en Italia 90.