Milagro Sala: "Que el kirchnerismo se vaya a la m..."

Con un insulto, la dirigente cargó contra el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner. "No hay trabajo ni viviendas. Están tapando los agujeros y nos siguen mintiendo", agregó al respecto

 Gentileza El Libertario 162
Gentileza El Libertario 162

Los gremios estatales que conforman la Intersindical de Jujuy cumplieron este jueves un nuevo paro en repudio a la represión policial perpetrada ayer durante un desalojo en la sede de la Dirección de Rentas en el que fueron detenidas unas 50 personas y otras 40 resultaron heridas.

Milagro Sala se puso el miércoles al frente del reclamo.

"La resistencia de los compañeros de la Intersindical fue muy importante. Es impresionante cómo cada compañero ha reaccionado, sin importar dónde estemos militando cada uno. Si tocan a un laburante, vamos a estar al lado de ellos y no nos calienta qué color de bandera tenga. Y no nos calienta un culo si es kirchnerista o no", lanzó la dirigente durante un acto realizado frente a la sede de la Tupac Amaru, la agrupación de lidera.

"Que se vaya a la mierda (sic) el kirchnerismo", remató, en declaraciones reproducidas por El Libertario.

Y concluyó: "Si hoy existen las filas y filas de compañeros en las organizaciones sociales, no es porque sean poderosas, sino porque no hay trabajo, no hay viviendas. El Estado no está cumpliendo con los hospitales. Están tapando los agujeros y nos siguen mintiendo", subrayó la dirigente, aliada del oficialismo nacional, pero enfrentada a la administración de Fellner, al punto que sus candidatos irán en octubre por afuera del Frente para la Victoria. Incluso hace 20 días dijo que el gobernador "parece de derecha".

En este marco, los manifestantes exigieron hoy la renuncia del ministro de Gobierno y Justicia, Oscar Insausti, y del subjefe de la policía local, el comisario general Hugo Fabián Sosa.

Los estatales reclaman un aumento de haberes del 30 por ciento, el pase a planta permanente de jornalizados y contratados, y recategorización y equiparación en la Asignación Universal por Hijo, entre otras reivindicaciones.

De la protesta participaron médicos y docentes, por lo que en los hospitales sólo funcionaron las guardias y no hubo clases en toda la provincia.