Reuters 163
Reuters 163
 AP 163
AP 163

A través de un acuerdo con la Fiscalía de los Estados Unidos, el ex líder del grupo de narcotraficantes obtuvo el perdón para cinco de los cargos que le atribuían delitos de asociación delictuosa y narcotráfico.

Eduardo Arellano Félix fue entonces acusado de "lavar instrumentos monetarios procedentes de actividades ilícitas y transferencias y transportación de fondos procedentes del tráfico de drogas", según detalla El Universal de México.

Acompañado por su abogado Brian Funk, el cual le fue facilitado por el Estado debido a que dijo no poder costear sus honorarios, Arellano lució satisfecho y sonriente. Este hombre de 56 años, está recluido en una celda de tres metros por cuatro y vistió el clásico uniforme naranja de presidiario durante la audiencia.

Se trata de un doctor en Medicina que recibió un trato "respetuoso" y fue llamado por su título desde el estrado de Levy Alan, el juez del Distrito Sur de California que mantuvo el diálogo clave con el narco mexicano extraditado a EEUU:

- ¿Se declara culpable?

- Yes, culpable.

      
      

Eduardo Arellano Félix fue arrestado en 2008. La sentencia será el 19 de agosto

Alan fue el mismo que condenó a los hermanos de Arellano, Benjamín -25 años- y Francisco Javier (alias "El Tigrillo") -cadena perpetua. Teniendo en cuenta esas penas, se entiende que Eduardo se habrá sentido un privilegiado, aunque el estado norteamericano le confiscará los US$ 50 millones de ganancias que obtuvo de sus negocios sucios.

El Universal asegura que "El Doctor" ha adelgazado 10 kilos desde que fue detenido en Tijuana, en 2008. La pena, mucho menor a la sus hermanos y socios, tiene que ver con un rol diferente dentro de la organización. Incluso negó pertenecer al cártel, diciendo que si bien trabajaba con su hermano, el solo tenía "trabajadores para su uso personal" que "construían casas".

      
      

El juez, incrédulo, amenazó con no aceptar entonces su declaración de culpabilidad, ya que las actividades que detallaba no merecían castigo alguno. Asustado, Arellano aceptó rápidamente: "Pos sí, póngale eso pues", le dijo. Así, el narco resignó también la posibilidad de apelar.

La DEA celebró la condena y aseguró que con ésta "se clava el último clavo en el féretro de la organización Arellano Félix", según las palabras de William Sherman, líder de la agencia antinarcóticos en la región de San Diego.

A pesar de esta declaración y la de la procuradora Laura Duffy, que dijo estar "orgullosa por desmantelar el cártel", lo cierto es que si Arellano mantiene buena conducta podría salir en una década y regresar a México, donde no tiene cargo alguno en su contra. Aunque la sentencia será leída en una audiencia el 19 de agosto, Alan adelantó que los dos cargos merecerán una pena de 5 y 10 años, completando los 15 mencionados previamente.