En La Plata todo fue dolor para Gimnasia, pero el orgullo de los hinchas del "Lobo" fue morir de pie y con su ídolo en cancha: Guillermo Barros Schelotto.

"El Mellizo" se fue con cara de pocos amigos del "Bosque" pero dio su palabra ante la prensa: "Yo elegí morir al lado de Gimnasia y otros, afuera", disparó primero.

Además, el ídolo "tripero" exigió "no olvidar a los culpables de este descenso", con los ojos vidriosos.

Por último, en torno a su retiro profesional del fútbol, Guillermo fue concreto: "El retiro fue hoy y no hay vuelta atrás".