Pese a no atender los micrófonos de la prensa, los organizadores dieron a conocer los motivos que llevaron a Lionel Messi a crear su propia fundación con fines benéficos. "Siempre me preocupé por los niños, nunca fui indiferente a los problemas que ellos enfrentan, pero un día en especial marcó mi vida, fue cuando visité un hospital con niños internados", explicó.

"Pude comprobar el valor real de lo que significa ser una figura pública, ser reconocido por los niños y cómo mi presencia les causaba alegría. Salí de allí pensando en integrarme a la lucha por mejores condiciones de vida para los niños del mundo", añadió "La Pulga" al describir el día en que nació su fundación, la misma que lleva adelante con el apoyo incondicional de su familia.

El evento realizado en Cardales, unos 50 kilómetros en las afueras de la ciudad de Buenos Aires, contó con reconocidas figuras del deporte nacional, como el tenista Juan Martín del Potro, el seleccionador actual de la selección argentina, Sergio Batista, y el ex entrenador mundialista con la albiceleste en Alemania 2006, José Pekerman, mentor de Messi cuando trabajaba en las selecciones juveniles.

También contó con la presencia de Daniel Scioli, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, quien fue uno de los 500 invitados a la cena, en representación de la política, la cultura y el deporte. Más diferentes figuras del espectáculo, como el cantante Axel, Los Nocheros y la actriz Nacha Guevara, entre otras.

La cena de gala fue organizada por el Fútbol Club Barcelona y El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para recaudar fondos a favor de esa entidad destinados a la infancia y la adolescencia en riesgo.

Messi, embajador de Buena Voluntad de Unicef, en su primera incursión solidaria en el país, construyó un centro de atención integral para niños y adolescentes en Añatuya, la localidad más pobre de la norteña provincia de Santiago del Estero, que incluye un programa de prevención del Mal de Chagas, y que seguirá vigente durante 2011.

En el próximo año, la fundación Leo Messi colaborará también en las curaciones de los pequeños enfermos de cáncer en Bolivia, donde se calcula que el nivel de sobrevida en niños afectados es el más bajo de Sudamérica, ya que tan solo un 30% de 500 pacientes al año logran atravesar los tratamientos.

"Es un esfuerzo que llena de felicidad mi corazón. Es un compromiso que llevó adelante con las mismas convicciones con las que me muevo en la vida. Espero que todos pueden participar e integrarse; todos podemos y debemos hacer algo por los niños", concluye la estrella del Barça, dejando en evidencia su gran corazón solidario.