Tienen familia los 103 chicos secuestrados en Chad

La mayoría de los menores africanos que una ONG francesa quiso llevar desde África hacia Francia como huérfanos tienen parientes. Los europeos detenidos están acusados de secuestro, estafa o complicidad

Compartir
Compartir articulo
  162
162

Además, los organismos de la ONU para la niñez y los refugiados, UNICEF y ACNUR, y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmaron que la mayoría de los 82 chicos y 21 chicas de entre uno y diez años vivían en la frontera entre Chad y Sudán.
 
Diecisiete europeos -nueve franceses, siete españoles y un belga- están presos en Chad desde el jueves, cuando las autoridades frustraron un intento de la ONG Arca de Zoé de llevarse a los chicos para darlos en adopción con el argumento de que eran huérfanos del conflicto de Darfur, en Sudán.
 
El escándalo generó tensiones con Francia, de la cual Chad era colonia, justo cuando París se prepara a desplegar y comandar una fuerza de paz de la Unión Europea (UE) en el país africano encargada de proteger a cientos de miles de refugiados de Darfur.
 
Funcionarios de los organismos de la ONU y la Cruz Roja que entrevistaron a los niños dijeron que la mayoría de ellos tenía familias en el país.
 
"En el curso de las conversaciones, 91 de los chicos mencionaron un entorno familiar con al menos una persona adulta que ellos consideraban un pariente cercano", dijeron los organismos en un informe conjunto citado por la agencia DPA. El documento no especificó si el pariente mencionado era el padre o la madre.
 
Los europeos detenidos en Chad están acusados de secuestro de niños, estafa o complicidad y enfrentan probables penas de varios años de trabajos forzados en la cárcel.
 
De los nueve franceses, seis son miembros de la ONG y tres periodistas. Los españoles eran los tripulantes del avión en el que los niños iban a ser trasladados y el belga era el piloto.
 
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, reiteró su condena a la operación de la ONG y dijo  que iniciará gestiones para que sus miembros sean juzgados en Francia.
 
También dijo que pedirá a su par de Chad, Idriss Deby, que se "reconozca la presunción de inocencia" de los periodistas, de quienes dijo que no estaban involucrados en el fallido intento.