(NA)
(NA)

De forma sorpresiva, el diputado Nicolás Massot, jefe de la bancada PRO, estimó posible alcanzar un acuerdo con el Frente para la Victoria por la reforma del Impuesto a las Ganancias y elogió el proyecto de Axel Kicillof por ser "innovador".

Si bien el oficialismo logró aprobar el dictamen de mayoría el jueves pasado, hay dos más de minoría: uno de Kicillof y otro de Sergio Massa (que también acompaña Diego Bossio). El del ex ministro de Economía propone modificar de cuajo el tributo, empezando por su nombre, que pasaría a llamarse Impuesto a los Altos Ingresos y alcanzaría al 10% de los trabajadores de mayores ingresos (alrededor de un millón de los casi 10 millones registrados que existen).

Al Gobierno le sirve más acompañar, en caso de no prosperar la propia, la iniciativa de Kicillof que la de Massa, mucho más onerosa en términos fiscales y que además implica impuestos a la renta financiera y retenciones a la minería. Eso hace que muchos vean en la actitud "dialoguista" de Kicillof una jugada acordada con el oficialismo frente a Massa.

El propio Recalde, jefe del FPV, destacó que el proyecto de su bloque "beneficia a los sectores más rezagados" y que además contempla "mucho equilibrio fiscal para el Estado", en un tiro por elevación al del ex intendente de Tigre.

El fin de semana, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, continuó con su raid mediático: "La función que tengo, al presidir la Cámara, y tengo el cargo que tengo (además) por el voto de Kicillof, es tener diálogo con todos. No somos amigos, pero respeto su figura en la Cámara. Es honesto intelectualmente. Por más que no coincida con lo que piensa", sostuvo.

Desde el bloque FPV advierten: "Hay que mirar cómo vota Máximo", ya que cuando se trató la ley de emprendedores Kicillof acompañó al Gobierno y Máximo Kirchner se abstuvo.

Son varios los que todavía permanecen en el Frente para la Victoria y siguen siendo fieles a Cristina Kirchner que a la vez cuestionan la estrategia de aparecer como "facilitadores" de los proyectos del oficialismo.