(Archivo)
(Archivo)

Si vas a ver un eclipse solar vas a necesitar unas gafas especiales. La radiación de los rayos del Sol no cambia durante el eclipse (nuestras madres tenían razón cuando nos decían que no miráramos fijamente al Sol porque nos dañaba los ojos).

Si no te importa ver el eclipse, puedes continuar con tu vida como si fuera un día cualquiera porque no vas a necesitar gafas. Pero si eres uno de esos millones de personas que estarán mirando al cielo este próximo 21 de agosto tienes que hacer todo lo posible para conseguir una de esas gafas. Estos lentes filtran casi toda la luz que entra para que así puedas ver como la Luna cubre el Sol sin que tus ojos se dañen.

Obviamente, la demanda genera muchas ganancias pero también provoca algunas estafas.

Hace poco, la Sociedad Astronómica Americana (AAS por sus siglas en inglés) alertó que había revisado unos consejos respecto a las gafas "en respuesta a algunos informes alarmantes de algunos observadores de eclipses que estaban inseguros" por los lentes que habían adquirido.

(Laura Cano/Télam)
(Laura Cano/Télam)

El tema principal es la certificación. Como que vas a utilizarlas para mirar fijamente al Sol, estos dispositivos necesitarán filtrar más luz que las gafas de sol convencionales. Los lentes deben bloquear la mayoría de la luz para evitar que los ojos se dañen. El proceso de certificación permite que un fabricante incluya una etiqueta especial, con el sello ISO, para que el comprador esté seguro de que, en realidad, esas gafas van a proteger los ojos.

Cuando falta poco para el mayor eclipse solar de Estados Unidos del siglo, no te costará mucho buscar a través de Internet porque encontrarás cientos de fabricantes de gafas. En una de mis recientes búsquedas, Amazon tenía hasta siete páginas de resultados. Todos los productos en los que hice clic señalan que cumplen con el estándar, pero para un comprador normal y corriente sería difícil averiguar si los lentes han sido realmente aprobados.

Dada la afluencia masiva de vendedores y fabricantes "ya no basta con buscar el logotipo de la Organización Internacional de Normalización (ISO)", tal y como escribió la Sociedad Astronómica Americana.

(Getty)
(Getty)

Parece que hay varios factores, como la presencia de cientos de fabricantes en línea o el aumento de las ventas rápidas, que provoca un cierto "caos" en el mercado de las gafas del eclipse.

Un fabricante dijo a Quartz que sus ventas están aumentando entre un 400 y un 500 por ciento ahora que el eclipse se acerca. Debido a ese tipo de mercado, no es sorprendente que algunas empresas omitan los certificados de calidad antes de llevar su producto a los escaparates.

(Archivo)
(Archivo)

Que esté "sin certificar" no significa que necesariamente sea algo "inseguro". Simplemente significa que no han sido oficialmente probados por una organización de certificación.

Hay una manera sencilla de probar si tus gafas de eclipse solar son seguras.

(Getty)
(Getty)

"No deberías poder ver nada a través de un filtro solar seguro, excepto el Sol o algo realmente brillante, como por ejemplo el Sol reflejado en un espejo o en un metal, una bombilla de luz halógena, una linterna de luces LED de color blanco (incluso la del smartphone) o una máquina de soldar", apuntó el AAS en el comunicado de prensa. "Todas esas fuentes deben aparecer bastante oscuras cuando se observen a través de estas gafas", comentó.

Si puedes ver algo más a través de esos lentes, tira las gafas y busca un par que funcionen.

Para facilitar las cosas, la Sociedad Astronómica Americana tiene una lista de marcas y vendedores en los que confía.