Porque, afrontémoslo, los 'selfies' de Kim Kardashian y los anuncios maternales de Beyoncé también son arte.

"Si a través de la cuenta pudiéramos conseguir que alguien se interese por la historia del arte, eso nos llenaría de alegría " dice Elise Bell, licenciada en Historia del Arte y una de las tres personas que se esconden tras @tabloidarthistory.

Cuando Elise, Chloe Esslemont y Mayanne Soret abrieron su cuenta de Twitter como "acto de amor" el pasado diciembre, no tenían ni idea de que su hobby tendría tanto éxito, pero solo unos meses más tarde han acumulado más de 10.000 seguidores. "Al principio solo nos seguían nuestros amigos y nuestras madres. Eso era todo", afirma Elise, que acaba de terminar sus estudios de Historia del Arte en la Universidad de Edimburgo. "El hecho de que haya crecido y que a la gente le guste nos encanta. Al menos ahora sabemos que no somos las únicas que desean ver cómo se compara a Paris Hilton borracha con un Rosetti".

Su acto de amor, Tabloidarthistory, es la cuenta de Twitter que celebra la belleza y el arte de la cultura popular, ya sea comparando a North West con un cuadro de Velázquez, o encontrando las inquietantes similitudes entre El grito de Munch y las expresiones faciales de Marcel de Love Island. Y sinceramente, la cuenta es una obra maestra en sí misma. Enviamos un DM para preguntar a las chicas que celebran estas fotos de perfil bajo comparándolas con arte de perfil elevado acerca del arte, del feminismo y de por qué nos fascinan tanto los selfies de las Kardashian.

¿Por qué creéis que a la gente le interesa tanto ver fotografías de tabloides y selfies en las redes sociales reflejados en el arte?
Creo que radica en cómo hemos fundido imágenes de la cultura popular digamos, "de bajo perfil", con imágenes de la historia del arte. No nos gusta que ambas se vean como mutuamente excluyentes cuando hay tantos ejemplos de la cultura de las celebridades en las que estas toman indicadores de la historia del arte. La separación solo refuerza la idea de que la historia del arte es clasista y elitista. La gente puede tener su dosis de cultura popular y también apreciar el arte.

¿Crear esto os ha hecho ver las fotos de los paparazzi de forma diferente? ¿Creéis que poseen más belleza ahora?
Sin duda hay un talento artístico totalmente olvidado y no reconocido en las fotos de los tabloides. Algunas de las imágenes más icónicas de los últimos 50 años han sido realizadas por paparazzi. El dramatismo y la composición de la fotografía de los tabloides recuerdan con facilidad al Renacimiento o a la era Romántica francesa del arte. Definitivamente añade otra perspectiva a esas imágenes y hace que las veamos bajo una luz diferente.

¿Y qué sucede con los selfies en redes sociales que incluís de gente como las Kardashian o Beyoncé? A menudo son el tipo de fotos con las que las mujeres reciben más cantidad de comentarios negativos cuando las publican online, ¿creéis que los selfies son arte, o solo están arruinando a los millennials ávidos de atención?
Las fotos de las redes sociales son las más interesantes para nosotras desde una perspectiva artística. Lo bueno de las imágenes de los tabloides es la similitud accidental, pero cuando ves una imagen preparada y orquestada de Kim, Beyoncé, Mariah, o incluso de los primeros años de Madonna, te percatas de cómo las celebridades utilizan la historia del arte como forma de perfilar su propia identidad visual y su legado.

Desde luego siempre habrá personas socialmente conservadoras que lo vean como una amenaza, que vean el hecho de que una mujer sea dueña de su propia imagen es algo que deben odiar o de lo que deben burlarse. Consideramos la Venus de Urbino de Tiziano como la mayor de las bellezas, pero un selfie de Kim Kardashian desnuda de repente la convierte en una puta, una persona ávida de atención, un ser humano terrible. La diferencia básica es que uno fue realizado por un hombre y el otro fue creado por una mujer que tiene total control de sí misma.

¿Cuál es vuestra mejor obra hasta ahora?
Los mejores son Mariah Carey comparada con Las puertas del ocaso, de Herbert Draper, las Spice Girls con les Demoiselles, Britney con Caravaggio, Trump con Francis Bacon y en realidad cualquiera de nuestras comparaciones de Anna Nicole Smith. Mostrar al mundo a Anna Nicole Smith como Venus resume con precisión lo que mejor sabemos hacer.

¿Qué hacéis en la vida real cuando no estáis repasando el mérito artístico de Mariah Carey y Paris?
Solo somos tres estresadas estudiantes y licenciadas que amamos el arte. Trabajamos como asistentes en galerías de arte y como camareras y la cuenta no es más que una forma de liberar nuestro estrés. También trabajamos en proyectos diferentes para tratar de crear conciencia acerca del elitismo en la historia del arte y erradicar eso ―podría decirse que la cuenta @tabloidarthistory surge de nuestra pasión por hacer que la historia del arte sea lo más accesible posible sin tomarse demasiado en serio a sí misma―, lanzar una especie de "que te jodan" a la ridícula pretensión de todo eso.

Entonces, ¿cuándo vais a convertir la cuenta en el inevitable libro para la mesita de café?
Por ahora no tenemos planes en ese sentido, pero estamos en proceso de crear un fanzine tras una exposición que hicimos con Can't Win Don't Try en el Kamio, en Shoreditch. Sabemos que actualmente todo el mundo está haciendo fanzines, pero queríamos crear uno que fundiera la historia académica del arte y la cultura popular. Pero, ya sabes, si algún editor quiere enviarnos un DM y ayudarnos a crear un bonito libro para la mesita de café, que no se corte.

Hasta entonces, puedes utilizar @tabloidarthistory para justificar tu amor hacia las que se denominan fotos baratas de la cultura popular observándolas como arte elevado. Eso es todo lo que desean las creadoras de la cuenta en realidad. "Bueno", añade Elise. "Eso y conseguir un retuit de Paris Hilton".

Publicado originalmente en VICE.com