Según un nuevo estudio, las chicas podrían sufrirla a una edad mucho más temprana.

Un nuevo estudio publicado en el diario Translational Psychiatry ha descubierto que casi tres veces más mujeres adolescentes experimentan la aparición temprana de signos de depresión que los hombres. Eso significa que más de un tercio de las adolescentes han sufrido o sufren actualmente depresión, en comparación con el 13,6% de los hombres. Esta investigación pionera observó los datos de más de 100.000 adolescentes de entre 12 y 17 años.

El Dr. Joshua Breslau, investigador sénior en la División Sanitaria del grupo de expertos sobre políticas globales RAND Corporation y uno de los principales investigadores del estudio, explica que su investigación ha desembocado en dos nuevos descubrimientos muy importantes: uno, que la proporción de todos los adolescentes que experimentan depresión es más elevada de lo que se pensaba y dos, que el riesgo más alto de sufrir depresión entre las chicas comienza en la infancia, mucho antes de lo que se pensaba.

Psiquiatría translacional
Psiquiatría translacional

Los investigadores emplearon datos recopilados por la Encuesta Nacional Norteamericana Sobre Consumo de Drogas y Salud (NSDUH, por sus siglas en inglés), que utiliza una muestra representativa de la población estadounidense. Se realizó la encuesta tanto en persona como a través de métodos asistidos por ordenador. El estudio, titulado "Diferencias de sexo en la aparición temprana de la depresión en una muestra epidemiológica de adolescentes", repasó las respuestas a preguntas sobre depresión, suicidio, rendimiento académico, disfunción relacionada con la depresión (con respecto a tareas, deberes del colegio, relaciones familiares, etc.) y problemas conductuales (como robar, pelearse o llevar un arma).

Observando los resultados de forma más específica, las mujeres presentan 2,8 veces más probabilidades de desarrollar una depresión que los hombres a los 12 años y 4 veces más probabilidades que los adolescentes masculinos de desarrollar depresión entre los 13 y los 16 años.

Los investigadores también descubrieron que las chicas adolescentes "presentan persistentemente niveles significativamente más elevados de disfunción en todos los campos y tasas más elevadas de intentos de suicidio". Aunque el estudio no contempla las causas de la depresión en los adolescentes ni en las chicas en concreto, sí se centró en las diferencias de comportamiento entre adolescentes con depresión persistente y los que presentaban casos de primera aparición. El estudio descubrió que la presencia de intentos de suicidio tanto en chicos como en chicas con depresión de aparición reciente era de más del 15%. Teniendo en cuenta esos datos, concluye que "las pruebas claramente no apoyan el empleo de un método de 'esperar y observar' en casos de depresión de primera aparición reciente en entornos clínicos".

"Ahora mismo es importante hacer hincapié en que todos los adolescentes con depresión deberían buscar tratamiento", afirma el Dr. Breslau. "No obstante, futuros estudios podrían ayudarnos a centrar esfuerzos clínicos en un grupo más reducido de individuos. Nos gustaría poder identificar qué adolescentes de los que desarrollan depresión presentan más probabilidades de beneficiarse de un tratamiento y cuáles tienen más probabilidades de curarse por sí solos".

Publicado originalmente en VICE.com