Norte, Centro y Sudamerica desde una órbita geoestacionaria. Imagen: NASA/NOAA
Norte, Centro y Sudamerica desde una órbita geoestacionaria. Imagen: NASA/NOAA

Las nuevas imágenes del satélite GOES-16 de NOAA, muestran por qué la ciencia terrestre están vital, sobretodo en tiempos donde la administración de Trump la está cuestionando.

Prepárate para ver otro nivel de belleza planetaria, porque el lunes pasado la administración estadounidense de los océanos y la atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) mostró las primeras imágenes tomadas por el satélite climático GOES-16, lanzado en noviembre del 2016.

16 canales de longitud de onda en la cámara Advanced baseline imagen. Imagen: NASA/NOAA
16 canales de longitud de onda en la cámara Advanced baseline imagen. Imagen: NASA/NOAA

Posada a 35.800 kilómetros por sobre la Tierra, esta nave espacial tiene una vista espectacular de las complejas dinámicas atmosféricas de nuestro mundo. Toma como ejemplo esta maravillosa fotografía de América tomada el 15 de enero, la que captura los finos detalles de los fenómenos metereológicos, como la cubierta de nubes, el desarrollo de tormentas y el flujo de las corrientes globales de aire.

Las fotografías del GOES-16 fueron tomadas por la cámara en alta definición del satélite, llamada 'Advanced baseline imager', la que fue construida por la corporación Harris. La cámara puede tomar fotos a través de 16 distintos canales de longitudes de onda —dos visibles, cuatro que casi son infrarrojos y 10 infrarrojos. Esta versatilidad ayuda a los científicos a identificar rastros de humo, cenizas volcánicas, vapor de agua y otras substancias de la atmósfera terrestre.

GOES-16 posee cuatro veces la resolución de imagen de la flota de Satélites medioambientales operados de forma geoestacionaria (GOES, por sus siglas en inglés), además puede tomar cinco veces más imágenes en el mismo periodo de tiempo que los antiguos GOES. La nave espacial es el primer miembro de la nueva generación de flota GOES-R de NOAA; tres otras naves hermanas serán lanzadas al espacio en los próximos años.

Imagen de Estados Unidos continental. Imagen: NASA/NOAA
Imagen de Estados Unidos continental. Imagen: NASA/NOAA

GOES-16 puede tomar fotografías de todo el planeta cada 15 minutos y puede tomar una foto de Estados Unidos continental en sólo 5. También posee otros sofisticados instrumentos, incluyendo un seguidor de rayos, un magnetómetro y sensores solares que eventualmente serán utilizados para tomar tomar imágenes del sol en longitudes de onda ultravioletas y de rayos x.

Las islas del caribe y América central. Imagen: NASA/NOAA
Las islas del caribe y América central. Imagen: NASA/NOAA

Los científicos de NOAA están emocionados con el gran nivel de precisión en estas fotos iniciales, lo que es un buen augurio para el objetivo principal de GOES-16: el proporcionar pronósticos del clima sin precedentes y monitorear situaciones severas que ocurran con el clima.

El noreste de Estados Unidos, incluyendo la bahía Chesapeake y Long Island. Imagen: NASA/NOAA
El noreste de Estados Unidos, incluyendo la bahía Chesapeake y Long Island. Imagen: NASA/NOAA

Debido a los tornados que dejaron varios muertos en el sudeste de Estados Unidos recientemente, esta misión parece ser muy adecuada. Tener una constante vigilancia de los patrones del clima del planeta podría ser esencial para las comunidades que están amenazadas por tormentas extremas, especialmente debido a que se espera que el cambio climático incremente estos desastres naturales.

La luna y la Tierra, imagen capturada el 15 de enero del 2017. Imagen: NASA/NOAA
La luna y la Tierra, imagen capturada el 15 de enero del 2017. Imagen: NASA/NOAA

Los primeros, e impresionantes, retratos tomados por GOES-16 son más que una hermosa fotografía cósmica, también demuestran el valor que tienen la misiones de ciencia a la hora de entender los peligros de los eventos climáticos y ayuda a mitigar el daño causado por estos.

Si bien la administración de Obama incrementó la inversion en los satélites de observación de la Tierra de NASA y NOAA, los asesores del presidente Trump en el tema espacial han dicho que, bajo la nueva administración, la ciencia terrestre será marginalizada en favor de la exploración humana interplanetaria. Este cambio en el foco podría poner en riesgo misiones como GOES-16, en un tiempo donde muchas regiones del planeta están a punto de colapsar debido al medio ambiente.

Península de Yucatán en México. Imagen: NASA/NOAA
Península de Yucatán en México. Imagen: NASA/NOAA

Esperamos que la nueva imagen lanzada por NOAA le recuerde al publico lo que ganaremos estéticamente, científicamente y en salud publica con mejores fotografías del planeta en el que vivimos.

Qué mejor forma que recordar este punto que una espectacular imagen de la península de Yucatán, donde cayó el meteorito que mató a los dinosaurios hace unos 65 millones de años atrás. Este es un recordatorio geológico de la fragilidad cósmica de la Tierra y de sus habitantes.

Publicado originalmente en VICE.com