Un total de 40 países democráticos, entre los que se encuentra la Argentina, ya tomaron una decisión con respecto a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que se dio el último domingo en Venezuela. Todos desconocerán los resultados de la votación y cualquier forma de gobierno y legislación emanada de ella.

Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú, Paraguay, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda del Norte, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, República Checa, Inglaterra, Rumania, Suecia, España, Noruega y Suiza son los 40 países que hasta el momento desconocieron la votación realizada por orden del presidente Nicolás Maduro.

Uno de los países latinoamericanos que marcó una postura diferente fue Bolivia. El país presidido por Evo Morales pidió al mundo respetar este proceso. En el comunicado de la cancillería boliviana se instó a la "comunidad internacional a respetar el proceso democrático" de Venezuela "en el que únicamente los ciudadanos y las ciudadanas de ese país, pueden definir su futuro en la Asamblea Constituyente". Lo mismo decidió el gobierno de El Salvador, que también se manifestó a favor de la ANC. Dijo confiar en que este proceso contribuya a encontrar soluciones a la crisis que atraviesa Venezuela.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, votando durante la elección del último domingo (@DrodriguezVen)
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, votando durante la elección del último domingo (@DrodriguezVen)

Estados Unidos fue uno de los primeros en desconocer el resultado de la Asamblea. Además, anunció sanciones financieras contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Las autoridades norteamericanas indicaron que la medida fue tomada por la "ruptura del orden constitucional" en el país caribeño.

Por su parte, la Unión Europea condenó la elección de la ANC al señalar su "preocupación" por "el destino de la democracia en Venezuela". Lo dijo en una rueda de prensa la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva.
La votación, en la que según las autoridades participaron 8 millones de personas, reforzó la creciente presión internacional sobre el gobierno de Maduro.

En tanto, la cancillería argentina declaró que "no reconocerá los resultados de esa elección ilegal", mientras que Perú expresó que desconocerá esa "ilegítima elección" para conformar una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela.

La oposición rechazó los resultados de la elección
La oposición rechazó los resultados de la elección

México sostuvo que "no reconoce los resultados de la elección de los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente" y lamentó que el gobierno de Venezuela "haya decidido llevar a cabo unos comicios contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente" y que "profundizan la crisis", dijo la cancillería en un comunicado.

Brasil había llamado a suspender la instalación de la Asamblea Constituyente, mientras Chile manifestó "su profunda decepción" ante el gobierno venezolano por haber materializado la elección y consideró que esa "decisión ilegítima ha profundizado aún más la división en la sociedad venezolana".

Costa Rica llamó en un comunicado a todos los Estados y organismos internacionales a desconocer esta consulta, mientras que Guatemala advirtió que España emitió un documento en el que asegura que "no reconocerá una Asamblea Constituyente que no sea resultado de un amplio consenso nacional, elegida conforme a reglas democráticas de sufragio universal libre, igual, directo y secreto".

Durante la jornada electoral el régimen asesinó a 16 personas
Durante la jornada electoral el régimen asesinó a 16 personas

El ministro de Exteriores británico, Alan Duncan, escribió en un mensaje de Twitter que estaba "en shock" por la "fraudulenta" Asamblea Constituyente y por las trágicas muertes ocurridas en la jornada.
Por su parte, el gobierno paraguayo reafirmó "su posición de desconocer la ilegal convocatoria" y dijo que tampoco reconoce los resultados. Durante la semana, Colombia y Panamá habían anunciado que tampoco reconocerán los resultados.

Venezuela celebró este domingo elecciones para una Asamblea Constituyente, que según Maduro traerá "la paz" al país sumido en una profunda crisis. El cuerpo regirá de manera indefinida el país -incluso por encima del presidente- con el encargo de redactar una nueva Constitución.

La oposición, que protesta contra Maduro desde hace cuatro meses, se abstuvo por considerar "fraudulenta" esa elección, debido a que no fue consultada previamente en referendo y por objeciones al sistema comicial.

 

LEA MAS