(Facebook Ocean Park)
(Facebook Ocean Park)

Las "pesadillas" prometidas por un parque de diversiones de Hong Kong se convirtieron en realidad para un joven de 21 años que murió en el recorrido, solo cinco minutos después de entrar al lugar.

La víctima, de apellido Cheung, ingresó a la atracción "Enterrado Vivo", un lanzamiento que adelantaba el festival de Halloween de Ocean Park, el establecimiento de su tipo más grande de la región.

(Facebook)
(Facebook)

Los visitantes tendrán "la experiencia de ser enterrado vivo solo, antes de luchar contra su salida de su oscura y misteriosa tumba", promete la empresa en su página web. El recorrido se realiza en un ataúd reconvertido en vehículo, por "un laberinto rocoso lleno de espantosos ghouls (seres mitológicos".

Pocos momentos después de su ingreso, el joven fue encontrado inconsciente, según informaron las autoridades, que manifestaron su "profunda pena" por el hecho. Cheung fue llevado a un hospital, donde confirmaron su fallecimiento.

El parque prometía un paseo lleno de sustos
El parque prometía un paseo lleno de sustos

La policía abrió una investigación por el hecho, aunque un comunicado indicó que se presume que el joven salió del recorrido autorizado por la atracción.

Por el momento, la atracción fue suspendida por el gobierno local.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: