El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un
El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un

Donald Trump calificó este lunes a Corea del Norte como "un régimen brutal" luego de la muerte del estudiante norteamercano Otto Warmbier, quien permaneció detenido en Pyongyang durante un año y medio, y fue liberado y enviado de regreso a Estados Unidos el 13 de junio en estado de coma.

La reacción del presidente norteamericano tuvo lugar minutos después de conocerse la noticia del fallecimiento del joven de 22 años, anunciada por su familia.

"El destino de Otto aumenta la determinación de mi Administración de prevenir tales tragedias de inocentes que caen en las manos de regímenes que no respetan el imperio de la ley o la decencia humana básica", señaló el mandatario por medio de un comunicado.

Trump acusó a la dictadura de Kim Jong-un de no tener "decencia humana" y, junto a su mujer, Melania, enviaron sus condolencias a los padres de Warmbier.

"Estados Unidos condena una vez más la brutalidad del régimen norcoreano", agregó.

Warmbier, que estudiaba en la Universidad de Cincinnati, estuvo más de un año detenido en Corea del Norte tras ser condenado luego de haber admitido el robo de un cartel de propaganda política del hotel donde se alojaba en la capital norcoreana.

"Es nuestro triste deber anunciar que nuestro hijo Otto Warmbier terminó su viaje en la Tierra. Rodeado de su familia que lo ama, Otto falleció hoy a las 14:20 en Cincinnati", escribió su familia en un comunicado este lunes.

Su liberación se logró luego de una serie de contactos diplomáticos secretos entre Washington y Pyongyang que llevaron a Joseph Yun, el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, a viajar a ese país.

Warmbier tras el juicio en el que fue condenado a 15 años de trabajos forzados
Warmbier tras el juicio en el que fue condenado a 15 años de trabajos forzados

Otto Warmbier contrajo un tipo de botulismo poco después de su juicio y se le administró un somnífero que le habría provocado el coma.

El joven estudiante había sido condenado a 15 años de trabajos forzados acusado de "actividades hostiles". Washington denunció entonces una sentencia fuera de proporción con el crimen supuestamente cometido.

LEA MÁS: